Descubre los modelos, productos y servicios de BMW:

BMW en tu país

o elige un país diferente

Diseñando la felicidad

5 MIN DE LECTURA

Entrevista con el icono del diseño Stefan Sagmeister:

¿Qué es la felicidad, dónde se encuentra y qué puede hacer un ser humano para su propia felicidad? El diseñador de renombre internacional Stefan Sagmeister ha analizado a fondo estas cuestiones en la exposición «The Happy Show». Obtenga aquí una visión exclusiva de su mundo creativo. La serie «Bold Voices – Portraits of the creative pioneers» acompaña a artistas excepcionales que con sus obras crean momentos únicos.

Investigador de la felicidad y diseñador gráfico Stefan Sagmeister

Como diseñador influyente, Stefan Sagmeister se ocupa también intensamente de cuestiones filosóficas, incluyendo la pregunta: ¿qué es la felicidad?

En su búsqueda personal de la felicidad, Sagmeister llevó a cabo diversos experimentos en sí mismo en los que, entre otros, practicó ejercicios de meditación y probó fármacos para mejorar el estado de ánimo. Documentó los resultados de su investigación sobre la felicidad en una exposición aclamada internacionalmente, «The Happy Show», así como en la película «The Happy Film». Con ello constató que la felicidad y el arte están estrechamente unidos.

Entrevista con Stefan Sagmeister

¿Puede un producto de diseño hacer más feliz a alguien?

Actualmente, más del 50 por ciento de la población mundial vive en ciudades. Todo lo que rodea a esa parte de la humanidad ha sido creado o diseñado, desde las lentes de contacto, pasando por la ropa, las sillas, las habitaciones, las casas, las calles, los parques, hasta la propia ciudad. Este entorno diseñado juega un papel para el habitante urbano igual de importante que la naturaleza para el nativo de una selva tropical. Los productos pueden estar bien o mal diseñados. En cualquier caso, influyen en la percepción.

Por supuesto, existe una infinidad de productos que nos facilitan la vida. No obstante, tendemos a percibirlos conscientemente solo cuando dejan de funcionar. Uno puede estar sentado en un avión e ignorar completamente el hecho de que se trata de una construcción increíble. Lo percibimos únicamente cuando se estrella.

En la exposición «The Happy Show», los visitantes pueden pasear por la mente de Stefan Sagmeister.

¿Qué consejo les daría a aquellas personas que buscan más felicidad en su rutina diaria?

  1. Cuando compruebe sus correos electrónicos por la mañana, elija uno al que vaya a responder con un agradecimiento o un elogio especial.
  2. Practique deporte.
  3. Baje sus expectativas y muestre sorpresa y alegría cuando algo – en contra de las expectativas – vaya bien.
«Don't expect people to change» – Imagen de Sagmeister de la exposición «The Happy Show».

En una ocasión dijo que un año sabático reactiva enormemente la creatividad, pero no todo el mundo puede permitirse un año de descanso. ¿Podría recomendar otros métodos para estimular la creatividad y reavivar la pasión por el diseño?

Creo que no se trata tanto de cómo de largo sea el descanso, sino del entusiasmo y la disposición a dedicar un poco de tiempo a una actividad que realmente nos interesa. Todo diseñador cuyo trabajo valoro sigue este principio de un modo u otro: cada tarde, una vez por semana o un par de veces al mes. He visto casi todas las variantes posibles en pequeñas y grandes empresas.

El corto «now is BETTER» nos recuerda que el mundo nunca ha sido tan seguro como hoy.

¿Puede el arte ayudarnos a conocernos mejor?

Como creador, veo los trabajos de nuestro estudio como obras de diseño. Personalmente, no le doy mucho valor a las definiciones, pero el mundo sí se lo da, por eso conviene no ignorarlas. Donald Judd dijo una vez: «El diseño debe funcionar; el arte, no». El arte puede simplemente «ser», no necesita una función.

Y sí, opino que muchos artistas crean mundos que dicen algo sobre quiénes son. El buen arte nos ofrece una visión de ese mundo, la posibilidad de observarlo desde otra perspectiva. El diseño también puede conseguir eso, tanto en su creador como en el observador. Desde luego, ha tenido una gran influencia en el desarrollo de mi personalidad. Mientras trabajaba en la película, descubrí algunas cosas interesantes sobre mí, por ejemplo, que no soy una persona demasiado agradecida. He intentado integrar el sentimiento de gratitud en mi vida y creo que he mejorado un poco, pero debo recordármelo constantemente. A veces, un gesto amable provoca gratitud en mí; en cambio, otras veces siento que mi afortunada situación global es algo que doy por sentado.

Descubrí que no soy una persona demasiado agradecida. He intentado integrar el sentimiento de gratitud en mi vida y creo que he mejorado un poco.
Stefan Sagmeister

 ¿Qué aspecto de su trabajo le hace más feliz?

De hecho, tengo una lista:

  1. Pensar libremente en ideas y contenidos con una fecha de entrega todavía lejana.
  2. Viajar a lugares bonitos.
  3. Utilizar diferentes herramientas y técnicas. 
  4. Trabajar en proyectos que me importan.
  5. Recibir cosas bien hechas de impresores, programadores o artesanos.
  6. Escuchar opiniones de gente que ha visto nuestro trabajo.
  7. Diseñar un proyecto que en parte me resulte completamente nuevo y, a la vez, familiar.
  8. Trabajar en un proyecto sin interrupciones.
Diseñador Stefan Sagmeister

¿Cree que la felicidad es importante para poder ser creativo? ¿O la «triste vida» de algunos artistas nos muestra que la desgracia también puede promover la creatividad?

Personalmente, soy mucho más creativo cuando me siento bien. También soy más útil a otras personas. Si no me siento bien, no creo nada. A veces puedo mirar atrás y crear una obra sobre una época en la que no me sentía bien, pero durante ese período, mi productividad y creatividad tocaban fondo. 

Stefan Sagmeister

¿Cómo surgen sus ideas? ¿Se siente verdaderamente feliz trabajando? Y, en caso afirmativo, ¿podría describir esa sensación?

Las ideas vienen de cualquier parte, con suerte no de otros diseñadores gráficos. Cualquier cosa puede inspirarme: un viaje largo en tren, una pintura renacentista, una pieza musical, una habitación de hotel recién preparada. Es interesante transferir todo eso al mundo del diseño. Y sí, puedo sentirme verdaderamente feliz mientras trabajo.

Especialmente cuando puedo perderme en una tarea. Cuando me sumerjo completamente y doy lo mejor de mí, mis pensamientos pasan a un segundo plano y pierdo la noción del tiempo. Es lo que el psicólogo húngaro Mihaly Csikszentmihalyi llama «flow». Muchas personas encuentran esa sensación jugando a videojuegos. Los diferentes niveles de dificultad se encargan de que el jugador se esfuerce y alcance los límites de sus posibilidades. 

Para la portada del álbum de los Rolling Stones «Bridges to Babylon», Stefan Sagmeister tomó la inspiración de una escultura del imperio asirio.

¿Cuál ha sido hasta ahora el momento más feliz de su vida laboral?

Ahí va un pequeño fragmento de mi diario sobre un momento feliz durante mi trabajo. Cuando me encontré con Mick Jagger por primera vez (mientras diseñábamos la cubierta de Bridges to Babylon), le pregunté por su portada favorita de los Stones. Sin dudarlo, me dijo: Exile on Main Street, Sticky Fingers y Some Girls. Yo respondí: «La cooperación será sencilla. Yo habría respondido a la pregunta exactamente igual, solo que en otro orden: Sticky Fingers, Some Girls y Exile on Main Street». Charlie Watts se giró hacia Jagger y le preguntó en voz baja: «¿Qué hay en la portada de Sticky Fingers?» Y Mick respondió: «Bueno, Charlie, ya sabes, aquella con la cremallera, la que nos hizo Andy Warhol». Eran buenos tiempos.
 

¿Quién es Stefan Sagmeister?

Diseñador gráfico Stefan Sagmeister

El dos veces ganador de un premio Grammy, Stefan Sagmeister, estudió en Viena y Nueva York. El austríaco ha diseñado galardonadas portadas de álbumes para los Rolling Stones, David Byrne y Lou Reed. Pero Sagmeister es mucho más que un diseñador de portadas de CD. Ya sean instalaciones de cine, muebles, carteles o libros, Sagmeister es un artista polifacético y globalmente activo. Durante su carrera ya trabajó con BMW diseñando el libro de artista CULTURE del BMW Group. Desde 2012 dirige su agencia de diseño ubicada en Nueva York junto con la diseñadora Jessica Walsh bajo el nombre de Sagmeister & Walsh.

Bold Voices – Portraits of the creative pioneers

Reinventarse significa aprender de otros. Es por eso que BMW colabora desde hace ya algunos años con artistas visionarios como Stefan Sagmeister y crea nuevas ideas y perspectivas. De esas colaboraciones surgen proyectos únicos e innovadores que muestran que la creatividad, la tecnología y el diseño van de la mano.

Cookies

Utilizamos cookies para optimizar este sitio web y actualizarlo continuamente según tus necesidades. Haz clic en «Cookies» para obtener información detallada sobre el uso de cookies en este sitio web. Si haces clic en «Sí, estoy de acuerdo», se activarán las cookies. Si no quieres que se activen, puedes rechazarlas aquí . La configuración se puede cambiar en cualquier moment en «Cookies».