Meteorito a bordo: rumbo al firmamento

8 MIN DE LECTURA
Su interior está decorado con un meteorito real y las estrellas destellan en la pintura del coche. Es el nuevo ejemplar único de BMW Individual: conoce aquí a los creadores del BMW NIGHT SKY y descubre cuál es el papel de un astrofísico real en todo esto.

El nombre lo deja claro: un coche que va rumbo al firmamento. BMW Individual M850i NIGHT SKY. Los expertos de BMW Individual han trabajado minuciosamente durante semanas para realizar su estudio de viabilidad. Han cosido extravagantes formas en los asientos de cuero merino y en el techo, imágenes astrales se iluminan en la consola central y se han elaborado distintos mosaicos cuyas teselas están fabricadas con material de un meteorito real datado en 4.500 millones de años.

Y así comienza nuestro viaje a través del tiempo y el espacio para visitar a tres de los autores de esta obra sin igual.

1 / 4
Un mosaico de material real de meteorito decora la consola central y muchos más elementos del BMW NIGHT SKY.
Un mosaico de material real de meteorito decora la consola central y muchos más elementos del BMW NIGHT SKY.
El estribo de la puertas también luce un mosaico realizado con material del meteorito metálico.
Cielo estrellado en la consola central: el reposabrazos del BMW NIGHT SKY está iluminado desde el interior.
Los asientos de cuero merino y el techo del BMW NIGHT SKY también muestran el conocido estampado de Widmanstätten del meteorito metálico cosido a mano.
El astrofísico Dr. Thomas Müller, en la imagen en el planetario del observatorio europeo en Múnich, trabajó como asesor científico en el proyecto «BMW NIGHT SKY».

De asteroide a automóvil único: el astrofísico

Como astrofísico, el Dr. Thomas Müller ya ha visto numerosos cuerpos celestes. Pero con este meteorito, al científico de 52 años no le salen las palabras: «El meteorito Muonionalusta es algo realmente extraordinario», afirma el experto del Instituto muniqués Max Planck de Física Extraterrestre. «No solo se trata del meteorito metálico más antiguo que tenemos en el planeta Tierra. Su valor reside también en su estética tan fuera de lo común; y es que, en este meteorito, las estructuras de Widmanstätten están especialmente marcadas».

Esta estructura lleva el nombre de un científico austriaco. Alois von Beckh-Widmanstätten describió este patrón por primera vez en 1808. «Lo que más me fascina es que las estructuras de Widmanstätten no se pueden reproducir en la Tierra», explica Müller, asesor científico en el proyecto del BMW NIGHT SKY. «Se producen cuando una aleación líquida de hierro y níquel se enfría muy lentamente a una baja gravedad, a una velocidad de tan solo un grado cada 1000 años».

Parte del material de este meteorito decora ahora el BMW NIGHT SKY. De un trozo de 25 kilos del meteorito se cortaron láminas de 0,35 milímetros de grosor. Los expertos de BMW Individual han creado mosaicos a partir de estas delicadas piezas para decorar los embellecedores de la consola central, la palanca de cambios y el botón de arranque/parada, entre otros elementos. «Nunca antes había visto que se pudiese cortar el metal del meteorito tan finamente y de forma tan plana», reconoce Müller. En total se emplearon 600 gramos de este material para decorar el BMW NIGHT SKY.

¿Meteorito, meteoroide o meteoro? Una pequeña clase de astronomía

  • Asteroide: un pequeño planeta o también planetoide que gira alrededor del Sol. Los asteroides también pueden ser fragmentos de cuerpos originalmente más grandes. Cuando salen despedidos de la corteza o núcleo de un protoplaneta, estos están compuestos principalmente de piedra. Si proceden del núcleo tienen un alto contenido en hierro. El diámetro de los asteroides oscila entre aproximadamente un metro y 1000 kilómetros.

  • Meteoroide: un cuerpo celeste de menor tamaño que un asteroide que orbita alrededor del Sol. Al penetrar en la atmósfera terrestre, arden completamente dando lugar a lo que conocemos como estrellas fugaces.

  • Meteoro: efecto óptico de la iluminación de una estrella fugaz ardiente. El resplandor de los cuerpos más grandes también se denomina bola de fuego.

  • Meteorito: un cuerpo cósmico que no arde completamente al penetrar en la atmósfera terrestre, llegando a alcanzar la superficie.
1 / 4
Las teselas del mosaico cortadas del meteorito metálico tienen solo 0,35 milímetros de espesor.
Las teselas del mosaico cortadas del meteorito metálico tienen solo 0,35 milímetros de espesor.
El material del meteorito presenta las estructuras únicas de Widmanstätten.
Los expertos de BMW Individual incrustaron el material del meteorito manualmente.
Hasta el último detalle: el botón de arranque/parada y la palanca iDrive, decorados con material del meteorito.

El meteorito es tan antiguo como nuestro planeta

  1. 4.500 millones de años: nacimiento del protoplaneta que más tarde dio lugar al meteorito Muonionalusta, por lo que es tan antiguo como el planeta Tierra y todo el sistema solar.

  2. 400 millones de años: en una colisión cósmica, el protoplaneta estalla en numerosas piezas que, desde ese momento, surcan el cosmos como fragmentos de asteroide de diferentes tamaños.

  3. 235 millones de años: los dinosaurios dominan sobre la Tierra hasta su extinción debido al impacto de un asteroide de más de diez kilómetros de tamaño.

  4. 1 millón de años: uno de estos fragmentos penetra en la atmósfera terrestre. Algunas partes impactan en la superfice, como el meteorito de Muonionalusta.

  5. 200.000 años: restos encontrados más antiguos de un Homo Sapiens (en Etiopía).

  6. 10.000 años: fin de la última glaciación hasta nuestros días.

Solo alrededor del cinco por ciento de los restos hallados de meteoritos se trata de meteoritos metálicos. Esto hace que el meteorito Muonionalusta sea una auténtica rareza.
Dr. Thomas Müller
<p>astrofísico del Instituto Max Planck<br> </p>

El material del meteorito Muonionalusta procede originariamente del núcleo de un protoplaneta. Al igual que nuestro planeta, su núcleo consistía en hierro líquido y níquel. Según Müller, esto convierte al meteorito Muonionalusta en toda una rareza: «Solo aproximadamente un cinco por ciento de todos los restos encontrados proceden de meteoritos metálicos». Los otros meteoritos están compuestos principalmente de piedra, por lo que son meteoritos pétreos. El meteorito Muonionalusta debe su nombre al lugar donde fue hallado, en la Laponia sueca.

A partir de la corrosión en la superficie, los científicos han fechado la colisión. El cuerpo original penetró en la atmósfera de la Tierra hace aproximadamente un millón de años y estalló en pedazos. Los fragmentos más pequeños ardieron como estrellas fugaces, mientras que los trozos más grandes alcanzaron la superficie terrestre como meteoritos. «Desde 1906 se han hallado unas 40 piezas del meteorito Muonionalusta en un campo de dispersión de unos 15 kilómetros cuadrados», explica Müller. Al mismo tiempo, el astrofísico desalienta a los posibles cazatesoros: «Esta región se encuentra al norte del Círculo Polar Ártico y está cubierta de nieve durante el invierno y, durante el verano, te acribillan los mosquitos».

Esto no merma su fascinación por las estructuras artísticas de Widmanstätten en el BMW NIGHT SKY. «Este material original data del periodo inicial del sistema solar. A los científicos nos dice mucho sobre los procesos de formación y desarrollo en el espacio. Y es imposible reproducirlo con esta belleza». No obstante, BMW Individual lo ha intentado, entre otras cosas, con ayuda de impresoras 3D...

Homenaje al crepúsculo: el BMW NIGHT SKY, un estudio de viabilidad de BMW Individual.
Alexander Fickerl trabaja en el Additive Manufacturing Center del BMW Group en Múnich.

Componentes extremadamente ligeros: los expertos en impresión 3D

En el BMW NIGHT SKY, la estructura de Widmanstätten no solo se encuentra en el material del meteorito original, sino que también decora diversos elementos creados mediante impresión 3D.

Alexander Fickerl es responsable de la integración técnica en el Additive Manufacturing Center de BMW Group en Múnich. «En el año 2010 empezamos a utilizar procesos a base de plástico y metal, inicialmente en series más pequeñas», explica el experto de 31 años. BMW fue el primer fabricante de automóviles en todo el mundo en utilizar piezas de metal creadas mediante impresión 3D para la producción en serie: un soporte de aluminio para la cubierta del capó del BMW i8 Roadster. «Hoy en día procesamos unos 30.000 pedidos y suministramos más de 200.000 componentes a nuestros clientes», afirma Fickerl.

El proyecto «NIGHT SKY» ha sido una gran motivación para los expertos en impresión 3D. En él participaron alrededor de 15 empleados: desde un diseñador que transfirió la estructura de Widmanstätten a una forma tridimensional, hasta expertos en tecnología que determinaron el proceso de impresión 3D adecuado, pasando por el montaje de los componentes impresos de metal y plástico en el vehículo.

«La rápida conversión de ideas y visiones en componentes físicos, ahí reside para mí la fascinación del proceso aditivo, sobre todo en la creación de prototipos», confiesa Alexander Fickerl. En su casa también tiene una pequeña impresora 3D. «Así pude reemplazar hace poco el soporte de la luz de mi bicicleta, que se había roto. Y a mi novia le regalé un jarrón para su cumpleaños que yo mismo había diseñado mediante impresión 3D».

1 / 4
Estructuras astronómicas de la impresora 3D, como se puede ver en las rejillas frontales del BMW NIGHT SKY.
Estructuras astronómicas de la impresora 3D, como se puede ver en las rejillas frontales del BMW NIGHT SKY.
En el proyecto del BMW NIGHT SKY participaron alrededor de 15 expertos en impresión 3D.
Acabado de una pinza de freno. Una impresora 3D de metal construyó este componente capa por capa en una cama de polvo de aluminio.
Puro dominio de la impresión 3D en metal: una pinza de freno de aluminio del BMW NIGHT SKY. Los discos de freno presentan estructuras de Widmanstätten fresadas.
Para la impresión 3D de las pinzas de freno, hemos empleado un proceso que también se utiliza en la industria espacial.
Alexander Fickerl
<p>responsable de la integración técnica en el Additive Manufacturing Center del BMW Group en Múnich<br> </p>

La mayoría de los componentes impresos en 3D para el BMW NIGHT SKY están compuestos de plástico, como la carcasa de los espejos retrovisores o las rejillas frontales. «El mayor reto ha sido dar con el proceso de impresión 3D adecuado, porque queríamos reproducir la estructura de Widmanstätten con la mayor fidelidad y calidad posibles». Alexander Fickerl y sus compañeros optaron por la estereolitografía. En este proceso, un láser UVA construye la pieza capa por capa en un baño de resina líquida sensible a los rayos UVA.

Pero los componentes creados mediante impresión 3D más espectaculares del BMW NIGHT SKY son las pinzas de freno de aluminio. «Hemos podido disfrutar de las ventajas del proceso aditivo, algo que habría sido imposible con un proceso de fundición convencional. Para la fabricación de las pinzas de freno utilizamos incluso un proceso que se emplea en la industria aeroespacial para la producción de motores de cohetes», aclara Alexander Fickerl. «A través de un diseño biónico, es decir, basado en la naturaleza, hemos podido reducir el peso en un 30 por ciento. Al igual que ocurre en la naturaleza, solo utilizamos un material allí donde es necesario para su función. Y de este modo, las transiciones entre las barras individuales de la pinza de freno recuerdan a las ramas de los árboles».

Los expertos pasaron muchas horas optimizando la pinza de freno. El proceso de impresión en sí duró 16 horas. Un láser funde el componente capa por capa en una cama de polvo de aluminio, y cada capa tiene tan solo 0,05 milímetros de espesor.

¿Son los componentes del BMW NIGHT SKY impresos en 3D todavía cosa de ciencia ficción? ¿O se van a utilizar pinzas de freno de aluminio creadas mediante un proceso aditivo para la producción en serie en un futuro cercano? Alexander Fickerl: «Al igual que el BMW NIGHT SKY, los componentes impresos en 3D son piezas únicas que miran hacia el futuro. No obstante, la pinza de freno se encuentra aún en fase de desarrollo y prueba. Y lo cierto es que las pruebas han arrojado resultados muy prometedores hasta ahora».

Ellos son los autores del efecto de cielo estrellado del BMW NIGHT SKY: Johann Bogner (dcha.) y sus compañeros del taller de pintura de la planta de BMW en Dingolfing.

Cielo estrellado centelleante: el exquisito arte de la pintura para coches

Johann Bogner está detrás de la pintura de numerosos modelos extraordinarios. Por ejemplo, un BMW Serie 7 bicolor para el diseñador de moda Karl Lagerfeld o carrocerías especiales para clientes de China u Omán. Pero este proyecto ha sido la cúspide de la carrera profesional de 40 años del pintor de la planta de BMW en Dingolfing: revestir la carrocería del BMW NIGHT SKY con un cielo estrellado.

«Para no interrumpir la producción, nos encerramos en el taller de pintura durante las vacaciones de la planta en agosto de 2018», cuenta el empleado de 55 años. «Fuera hacía un tiempo espléndido. Pero no podía pensar en otra cosa que en pintar este coche».

El primer día, Johann Bogner y su equipo pintaron la carrocería completamente a mano en negro uni. «Al día siguiente apliqué una capa de transición suave de color San Marino Blue desde abajo», dice el pintor. «Estos colores se combinan con una gran armonía, como un cielo estrellado natural».

Me fascinaba la idea de trasladar el centelleo de las estrellas a la pintura del coche.
Johann Bogner
<p>pintor en la planta de BMW de Dingolfing<br> </p>

En las semanas previas a este proyecto tan especial, Johann Bogner se pasaba las noches contemplando el firmamento desde la puerta de su casa en Baja Baviera. «Me fascinaba la idea de trasladar el centelleo de las estrellas a la pintura del coche», relata Johann. «Luego usamos pigmentos de bronce y oropel en la laca clara para reflejar la luz». Las partículas eran mayores que en pinturas metálicas convencionales. Por ello, Johann Bogner tuvo que aplicar tres capas de pintura clara para crear una superficie lisa. Necesitó casi cuatro horas para conseguir el efecto y acabado deseados.

Johann Bogner se dirigió a la fábrica de BMW Individual en Múnich para presentar el vehículo único acabado. «Cuando se encendieron los faros, las estrellas brillaron en la pintura y el gradiente de color resplandeció; eso ya fue un éxito. Todo el mundo estaba muy entusiasmado».

1 / 4
Efecto cielo estrellado: primero se aplicó una pintura base de negro uni en el BMW NIGHT SKY.
Efecto cielo estrellado: primero se aplicó una pintura base de negro uni en el BMW NIGHT SKY.
Posteriormente, Johann Bogner escogió el tono San Marino Blue para aplicar un gradiente de color a mano en este modelo único.
Johann Bogner logró el efecto brillante con pigmentos de oropel y bronce. Pero eso no fue suficiente para conseguir el efecto de cielo estrellado deseado...
...ya que se necesitaron tres capas de pintura clara para conseguir que el ejemplar único BMW NIGHT SKY obtuviese una superficie impecable.

Las posibilidades de la individualidad

El BMW NIGHT SKY no está a la venta. Se trata de un ejemplar único, porque aún no está permitido emplear material de meteoritos en vehículos. Tal y como explica Mathias Babbel, director del exclusivo servicio de atención al cliente de BMW Individual, la producción se encarga siempre de satisfacer los deseos de los clientes más excéntricos: «Siempre y cuando cumplan con los requisitos de seguridad vigentes, las propiedades típicas de la marca, los requisitos legales y las propiedades técnicas necesarias del producto, podemos hacer realidad elementos de diseño individuales. Desde elaboradas incrustaciones hasta materiales inusuales como la seda, todo es posible».

Fotos: BMW AG, retratos (2): Dirk Bruniecki

RUMBO AL FIRMAMENTO.

La gama de BMW Individual.

Saber más