En 1989, el pionero de la BMW Serie 8 se impuso con su técnica revolucionaria y un diseño innovador. Más de 30 años después, el clásico se encuentra en un viaje por Suiza con su sucesor: el BMW Serie 8 Gran Coupé de cuatro puertas.

En la sede del BMW Group Classic, el pasado se cruza con el presente. El legendario BMW Serie 8, fabricado por primera vez en 1989, es el primero en llegar… En un rojo radiante.

Hace más de 30 años, la Serie 8 era la culminación de la gama de modelos de BMW. Combinaba la vanguardia de entonces en tecnología, diseño y aerodinámica.

El modelo superior, BMW 850Csi, tenía un motor de 12 cilindros con 380 PS y eje trasero direccional. Además, fue el primer auto con dispositivos de control en red, el sistema de estabilidad DSC.

El BMW Serie 8 Gran Coupé también heredó el ADN del legendario clásico. La pintura “frozen blue stone metallic” destaca la silueta elegante y deportiva de la nueva interpretación.

Conduciendo por el puerto de Furka se puede apreciar muy bien el equilibrio entre lujo y deporte (hoy como ayer).

El BMW Serie 8 Gran Coupé ofrece el equilibrio perfecto entre deporte y confort. Esto también se aprecia en su elegante interior centrado en el conductor.

Juego de contrastes. La elegante silueta del Serie 8 Gran Coupé con una formación rocosa de millones de años del puerto Furka de fondo.

Para poder bajar con elegancia el capot de este modelo deportivo, los desarrolladores se decidieron por los icónicos faros escamoteables del pionero de la Serie 8. Y el valor Cx fue revolucionario: ¡fue el primer BMW con menos de 0,3!

Impresionante desde donde se lo mire. Viajar en el BMW Serie 8 por los caminos sinuosos de la carretera de montaña es relajarse con velocidad… Hoy como ayer. En el fondo: el legendario Hotel Belvédère.

Entre las nubes … Respirar hondo con los dos autos soñados en el puerto alpino de las montañas suizas.

Viaje en el tiempo: el pionero de la Serie 8 y su sucesor escalando las curvas del puerto alpino.

De vuelta en Múnich. Al final, un viaje no se mide en kilómetros sino en recuerdos. Y ya sea en el clásico o en el nuevo Serie 8, todos los viajes son inolvidables.