Los modelos eléctricos como el BMW iX3 y el BMW iX son pioneros de la movilidad del futuro. Pero no solo el motor de los vehículos es sustentable, sino que también los materiales empleados siguen la misma filosofía. Esto ahora se aplica a la producción de aluminio.

Con efecto inmediato, BMW Group utiliza aluminio producido con electricidad obtenida con energía solar. Esta proviene del desierto, en las afueras de Dubai. Un hito en el camino hacia el objetivo de la empresa de reducir un 20% las emisiones de CO2 de su red de proveedores hasta 2030.

Emirates Global Aluminium (EGA) le suministra al BMW Group aluminio primario desde hace muchos años. La electricidad utilizada para producir el aluminio CelestiAL de bajas emisiones de carbono destinado al BMW Group es tomada por EGA del parque solar Mohammed Bin Rashid Al Maktoum, ubicado en el desierto, en las afueras de Dubai.

El aluminio es liviano, fuerte y reciclable al infinito. Por eso tiene un papel importante en el dessarrollo de una sociedad sostenible. Dado que la producción del aluminio consume mucha energía, el uso de electricidad ecológica (por ej. energía solar) tiene un potencial considerable para la reducción de las emisiones de CO2.

El aluminio solar es un gran paso adelante en la movilidad del futuro: utiliza una fuente de energía natural y abundante en el desierto para producir un metal que es esencial para la visión de futuro del planeta.

El aluminio producido con energía solar es tratado en la planta de fundición de metales livianos del BMW Group de Landshut para fabricar componentes de carrocerías y motores, por ejemplo para los motores eléctricos de los nuevos vehículos eléctricos de BMW.

La planta de fundición de metales livianos es la mayor área de producción de la planta del BMW Group de Landshut y la única instalación de producción de su tipo del BMW Group en toda Europa. El año pasado, los más de 1600 empleados de la planta de fundición de metales livianos del BMW Group de Landshut fabricaron 2,9 millones de componentes de fundición.

La planta de fundición de metales livianos es una de las más modernas de su tipo en todo el mundo. Los innovadores procesos de fabricación de componentes de motores como culatas o cárteres son sostenibles y han sido premiados en numerosas oportunidades.

Además del uso de electricidad ecológica para la producción del aluminio, el BMW Group tiene el objetivo de incrementar considerablemente hasta 2030 la porción de materias primas reciclables, los llamados materiales secundarios, y de aprovechar varias veces las materias primas dentro de una economía circular.

El aluminio producido con energía solar se somete a un tratamiento sostenible en la planta de fundición de metales livianos del BMW Group de Landshut.

Proceso de fabricación innovador: para fabricar las piezas fundidas, la planta trabaja, entre otras cosas, con núcleos de arena que se obtienen con la ayuda de aglutinates inorgánicos. En el proceso de fundición prácticamente no se producen emisiones.

Para el año 2030, el BMW Group producirá más de siete millones de vehículos electrificados, dos tercios de ellos totalmente eléctricos. Para ello se asegura de que se cumplan los requisitos de una actividad sostenible.

Detalles como el aluminio ecológico lo demuestran: el camino hacia la movilidad del futuro no solo es ecológico, sino sostenible.