Corredor casi real

Así nace la versión virtual del BMW M4 GT4

Tras seis meses de intensivo trabajo de desarrollo, el BMW M4 GT4 celebra su estreno virtual en la plataforma de Sim-Racing iRacing. En esta Story, le mostramos cómo nace la versión virtual de este modelo.

El diseño y el placer de conducir del coche real se deben reflejar digitalmente con autenticidad. Para ello, los desarrolladores del iRacing BMW M4 GT4 colaboraron estrechamente con ingenieros de BMW Motorsport.

Se precisan tres cosas para desarrollar el SimRacing BMW M4 GT4: escaneos láser, fotos del vehículo y sus datos CAD. Los datos con las especificaciones de las piezas del coche tienen varios gigabites de tamaño.

En otro paquete, BMW Motorsport calcula los datos de dinámica de conducción, como curvas de amortiguación y de rendimiento del motor, cinemática de ejes, distribución de pesos y valores aerodinámicos del BMW M4 GT4.

Para crear un vehículo virtual sobre la base de estos paquetes de datos, los desarrolladores primero deben descomponerlos para elaborar un modelo de base, prestando especial atención a las proporciones del coche de carreras.

Mediante un proceso complejo, iRacing escaneó completamente el BMW M4 GT4 original. Estos datos exactos les permiten a los desarrolladores asegurar que la imagen exterior del vehículo sea correcta.

La clave del realismo de la simulación está en el aspecto exterior y en la dinámica de conducción y los detalles como el tendido de cables en el interior, la luz y la textura del tablero, y las ruedas que giran o los indicadores del panel.

Para lograr estos detalles, BMW Motorsport incluso les mostró a los desarrolladores en qué situaciones se enciende cada luz en el volante y qué señales aparecen en el panel.

Y existe otro paralelo entre un coche de carreras real y SimRacing: al final del periodo de desarrollo, BMW Motorsport hace el control final del vehículo virtual. ¡El BMW M4 GT4 está listo para salir a la pista!