Cómo tiene que ser el coche familiar perfecto

2 min de lectura
Para la mayoría de los padres, el mejor coche familiar necesita un maletero grande y amplio espacio en el interior, además de ser muy seguro. Pero un vehículo familiar perfecto es mucho más que eso.

Ya sea para una excursión rápida al lago con los niños y sus amigos o para un viaje largo con los abuelos: un coche familiar de 7 plazas es un elemento imprescindible para familias numerosas. Todos los asientos son abatibles, con lo que podrás ampliar la capacidad del maletero. Otro aspecto muy práctico son los reguladores de temperatura separados para el interior, así papá y mamá podrán complacer a todo el mundo.

Un maletero es mucho más que un maletero

Si buscas un coche familiar con mucho espacio para equipaje, el volumen del maletero no es lo único que debes tener en cuenta. Una superficie de carga totalmente plana es igual de importante. Así te resultará mucho más fácil jugar al tetris con las maletas. Un borde de carga bajo puede ser también una gran ventaja para evitar esforzarte demasiado al cargar el cochecito o la bicicleta de los niños.

Un vehículo familiar es mucho más que solo un coche. Con los niños se convierte siempre en un comedor. Para ello se necesitan mesas plegables en los respaldos de los asientos delanteros. En el mejor de los casos estas mesas están equipadas con un portavasos y un borde lo suficientemente alto como para que las migas del pan no salgan volando en cada curva. Los bolsillos con redes al alcance de los niños son también muy cómodos, ya sea para guardar toallitas húmedas o provisiones para el viaje. Y, por supuesto, todas las superficies son fáciles de limpiar. Todo lo que necesitas para tener la mejor comida sobre ruedas.

CASI COMO EN EL CINE
CASI COMO EN EL CINE

El entretenimiento es vital para garantizar el buen humor de toda la familia. La solución ideal son los reposacabezas con pantallas integradas. No hay que perder los nervios si tu hijo quiere escuchar esa molesta canción infantil 100 veces: ¡no te olvides de los auriculares para los niños! Si tus hijos prefieren jugar con la tablet durante el trayecto: con los enchufes en la parte trasera no tendrás que preocuparte más de la batería.

Evita cualquier riesgo: la seguridad es lo primero

Cuando viajamos en familia la seguridad es lo primero de todo. Por ello, sistemas de seguridad como el ABS, ESP o airbags delanteros y laterales son indispensables en los mejores coches familiares.

Tampoco pueden faltar a bordo los sistemas de sujeción Isofix para los asientos de los niños – los asientos infantiles sujetos con Isofix dan mejores resultados en las pruebas en comparación con los convencionales. También es necesaria una evaluación positiva en las pruebas de colisión Euro NCAP. Al menos cuatro estrellas. Especialmente en los vehículos más nuevos merece la pena echar un vistazo a otras características como el sistema de frenado de emergencia en ciudad o el asistente de atascos. Una cámara de visión trasera puede ser también crucial para detectar a tiempo un niño jugando detrás del coche.

SIETE PLAZAS: PREPARADOS, LISTOS, ¡YA!

Coche familiar BMW Serie 2 Gran Tourer

Saber más