Todo sobre la recarga del coche eléctrico en 10 pasos

9 min de lectura
BMW Group pretende ofrecer 25 modelos con sistemas totalmente eléctricos o híbridos enchufables para 2023. Pero ¿cómo cargar un coche eléctrico, qué tipos de conectores existen y dónde hay puntos de recarga? ¡Te lo contamos todo!

22 de septiembre de 2020

Activar notificaciones push

Movilidad cargada de innovación, tendencias de futuro que emocionan y velocidades de infarto: Suscríbase a las notificaciones de nuevo contenido ahora.

Suscripción exitosa.

Suscripción fallida.

Si necesita ayuda, siga el enlace de soporte.

Desde los puntos de recarga hasta los tipos de enchufes, pasando por la carga rápida: en el siguiente artículo respondemos a todas las preguntas sobre la recarga de un coche eléctrico con la ayuda de los expertos de BMW John de Boer, Tanja Otte-Tillet y la Dra. Karin Krüger.

1.

¿Cómo y dónde cargar un coche eléctrico?

Puede que a los legos en la materia del coche eléctrico les pueda resultar sorprendente, pero aunque los puntos de recarga (también llamados electrolineras) sean cosa de alta tecnología, no tienen por qué ser nada complicado. De hecho, se puede cargar un coche eléctrico prácticamente en cualquier lugar en el que haya corriente (➜ Leer más: Comparativa de eléctricos).

En general, este tipo de coches se recargan en casa, en el trabajo o en puntos de recarga públicos. Por cierto, el desarrollo de la infraestructura pública a este respecto es realmente rápida: según Red Eléctrica Española, en España hay ya más de 5.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos y existen planes para instalar un punto de recarga cada 150 km. Ya es un hecho que en las zonas urbanas la red de este tipo de instalaciones (de corriente alterna) es cada vez más densa y resulta ideal para recargar los coches durante la noche o periodos breves en los que no se usan, como mientras vamos de compras.

Al mismo tiempo, en autovías y autopistas, la oferta de electrolineras de alto rendimiento que funcionan con corriente continua (CC) también es cada vez mayor. Se han diseñado con una capacidad de recarga entre 5 y 15 veces mayor que los puntos de recarga de CA y garantizan que incluso las baterías con mayor capacidad puedan recargarse hasta poder recorrer cientos de kilómetros durante una parada de servicio o para tomar un café. En los puntos de recarga por CA europeos, normalmente se utiliza un cable de carga propio, mientras que los puntos de alto rendimiento a CC suelen tener un cable fijo.

¿Cargar con corriente alterna o continua?

La respuesta más sencilla es que ambas son posibles.

La diferencia radica en la potencia del punto de recarga y, por ende, en el tiempo de recarga. Para cargar la batería rápidamente se usa corriente continua (CC). Sin embargo, las fuentes de electricidad cotidianas, desde los enchufes domésticos hasta la mayoría de estaciones de recarga, ofrecen corriente alterna (CA). Esto no supone ningún problema, ya que el cargador del coche eléctrico la convierte en corriente continua, pero la potencia de carga con corriente alterna está limitada a 22 kW. Las columnas a CC son varias veces más potentes y, por tanto, reducen correspondientemente los ciclos de carga.

El número de puntos de recarga rápidos crece constantemente. El miedo a la falta de autonomía fuera de las áreas urbanas empieza a desaparecer.
John de Boer

Director del proyecto Public Charging Rollout BMW

2.

Dónde encontrar puntos de recarga públicos. ¿La red de recarga en España es suficiente?

Gracias al fugaz crecimiento de puntos de recarga públicos y a la mejora de la red, como por ejemplo en el ecosistema de BMW, el miedo a la falta de autonomía fuera de las áreas urbanas (➜ Leer más: Desmontamos 10 mitos sobre los coches eléctricos) está empezando a desaparecer: con la interacción de aparatos de navegación bien integrados y las aplicaciones para smartphones de las distribuidoras y los fabricantes, como My BMW App, se pueden planificar de forma optimizada y fluida trayectos largos en vehículo eléctrico. «Entre estas distribuidoras están, por ejemplo, la red IONITY, que colabora estrechamente con BMW y tendrá 400 estaciones de carga rápida en toda Europa a finales de 2021. Y la tendencia va al alza», afirma John de Boer, director del proyecto Public Charging Rollout de BMW.

En España, por ejemplo, en 2019 había apenas 125 puntos de recarga rápida en funcionamiento (electrolineras rápidas con una potencia de al menos 50 o 100 kW y hasta 350 kW).

BMW se ha asociado con socios del sector automovilístico en la iniciativa NOW Venture, a la que pertenece también Digital Charging Solutions GmbH. Esta empresa reúne puntos públicos de recarga y ya ofrece a clientes empresariales y consumidores de todo el mundo unos 166.000 puntos de recarga de CA y CC en Europa (a fecha de la primavera de 2020). La red de recarga de alta potencia de IONITY también está vinculada con esta iniciativa. La oferta de recargas gratuitas que ofrece BMW a sus clientes xEV BMW Charging en los mercados europeos se basa en la fiable iniciativa NOW Venture.

«Nuestra oferta pública de recarga, BMW Charging, está integrada en el entorno del coche que ya resulta familiar al cliente. Por eso poner rumbo a un punto de recarga compatible mediante el sistema de navegación y desbloquearlo desde My BMW app no supone ningún problema. Además, con los servicios de BMW Charging introducimos también programas piloto de funciones adicionales. Así, no solo podrás comprobar sobre la marcha si un punto de recarga está libre, sino que, dependiendo del mercado, también se puede reservar», explica de Boer.

3.

¿Qué se necesita para recargar en casa?

La forma más cómoda y fácil de proporcionar nueva energía a tu coche eléctrico es, por supuesto, en tu propio garaje. Según varios estudios de consumo, ya es la forma más habitual de recargar, y las previsiones dictan que la proporción de sistemas de carga privados será mucho mayor (por ejemplo, en Alemania se calcula que representarán un 85 %).

Obviamente, se puede recargar un vehículo eléctrico en cualquier enchufe doméstico. La carga desde la red convencional tarda algo más, dada la baja potencia de 2,3 kW, por lo que el tiempo de recarga es demasiado prolongado. Como alternativa, existen ya los aparatos llamados Wallbox, unos aparatos que instala un electricista profesional de acuerdo con la instalación eléctrica de la casa y que tiene una capacidad de carga muchas veces mayor, lo que reduce significativamente el tiempo de recarga.

Los usuarios de Wallbox pueden aprovechar su cómodo sistema de carga rápida con cualquier proveedor de electricidad, y resultan mucho más económicos en comparación con las recargas en puntos públicos. Además, puede asegurarse de que la instalación es segura y correcta mediante la certificación por parte del fabricante del coche. También existen numerosas subvenciones por parte de autoridades públicas y operadoras eléctricas para adquirir un Wallbox.

La forma cómoda de cargar: el Wallbox BMW

Contar con tu propio punto de carga para coche eléctrico en casa es la forma más cómoda de recargarlo.

Contar con tu propio punto de carga para coche eléctrico en casa es la forma más cómoda de recargarlo. BMW ofrece una electrolinera doméstica privada, el BMW i Wallbox, con una potencia de carga de 22 kW (los vehículos eléctricos BMW actuales tienen una potencia de carga máxima de CA de 11 kW). Los interesados pueden ponerse en contacto con el servicio de instalación de BMW para recibir asesoría o solicitar un montaje profesional del aparato.

4.

¿Cómo funciona la recarga de un coche eléctrico?

En principio, la recarga de un coche eléctrico es más o menos como la de cualquier otro dispositivo que funcione con batería: solo hay que enchufarlo y empieza a acumular energía. La pantalla del panel de mandos o My BMW app muestra si la carga va según lo previsto, y cuando la batería está recargada por completo, el proceso se detiene automáticamente. 

Así, el proceso de carga se realiza en tu propio garaje; recargar el coche en las electrolineras públicas es casi igual de sencillo. Por lo general, el usuario tiene que autenticarse en la columna del punto de carga con una tarjeta de recarga o una aplicación del proveedor en cuestión, conectar el cargador al enchufe del coche e iniciar el proceso de carga con solo pulsar un botón.

Aun así, ya hace tiempo que se aplica la itinerancia o «roaming», un sistema similar al de la telefonía móvil, mediante el que se pueden usar tarjetas de recarga de un proveedor para activar los puntos de carga de otro. La carga transfronteriza y entre proveedores también es ya posible con servicios de concentración como el de Digital Charging Solutions GmbH. Con BMW Charging, BMW ofrece junto a DCS GmbH un servicio propio y cómodo para recargar.

5.

¿Cuáles son los distintos tipos de conectores de los puntos de recarga de un coche eléctrico?

Con el tiempo se han ido desarrollando en diferentes países varios tipos de cables de carga y conectores para vehículos eléctricos. El equipamiento básico de los cargadores domésticos de BMW incluye el cable denominado cable de carga estándar, que se puede usar para cargar el vehículo desde un enchufe. Por otra parte, para la recarga en puntos públicos, se recomienda el cable de carga pública (Mode 3), que en los modelos BMW se combina con un enchufe Tipo 2. Con este tipo de conexión, que es el estándar en Europa, los vehículos eléctricos se pueden recargar en estaciones de carga.

Hasta este momento no existe un estándar uniforme a nivel mundial para la carga con corriente continua. En Europa se ha establecido el CCS2, en Norteamérica el CCS1 y los CHAdeMO y GB/T en Asia. Por cierto, si viajas por autopista o autovía y paras en una electrolinera de carga rápida, no tienes porqué llevar tu propio clave, ya que este tipo de instalaciones tienen cables de carga fijos.

6.

¿Cuánto tarda en cargarse un coche eléctrico y qué factores intervienen en la carga?

El tiempo de recarga del coche eléctrico depende del tamaño de la batería, de la potencia de recarga máxima y, por supuesto, de la carga restante que tenga la batería. Aparte de eso, el principio básico para los vehículos eléctricos es el siguiente: la carga con corriente alterna (CA) suele tardar más mayor que con corriente continua (CC). Un ejemplo concreto: un BMW iX3 tarda un máximo de 7 horas en cargarse completamente en un Wallbox con la potencia de carga habitual de 11 kWh. Sin embargo, con la carga de alta potencia y una capacidad de 150 kW, el iX3 se puede recargar hasta el 80% en 34 min, calcula Tanja Otte-Tillet, Product Marketing Manager BMW Charging.

 

Las baterías se pueden recargar de forma rápida y eficiente mediante estrategias operativas inteligentes.
Dra. Karin Krüger

Product Manager BMW Charging

7.

¿Qué efectos tiene sobre la batería la recarga en un punto de carga rápido?

La recarga rápida ejerce más presión sobre la batería que la recarga en puntos de una potencia más baja. Sin embargo, no hay por qué preocuparse, ya que el sistema de gestión de la temperatura la protege durante el proceso y la propia batería evita quedarse totalmente descargada. «Por eso resulta importante optimizar la vida de la batería con estrategias operativas y de carga inteligentes», afirma la Dra. Karin Krüger, experta en recargas.

Pequeño glosario de la recarga del coche eléctrico

Batería, capacidad, conector

El amperio-hora (Ah) es una unidad de medida para la carga eléctrica. Se usa, por ejemplo, para expresar el almacenamiento de carga disponible de las baterías y denota la carga nominal de una celda de almacenamiento. En los coches eléctricos, la cantidad de energía que se puede almacenar en una batería se suele expresar en kWh en lugar de en Ah, para que los distintos modelos se puedan comparar entre sí directamente.

La batería es un almacén recargable de energía eléctrica con una base electroquímica. Los dispositivos de almacenamiento que se usan en los coches eléctricos actuales son baterías de iones de litio, cuyo precio se basa en su capacidad (cantidad de energía en kWh).

La capacidad nominal o capacidad neta de una batería indica cuánta energía se puede extraer de ella. Esta información se indica en kilovatios hora (kWh) y describe la cantidad de energía que se consume o genera en una hora a una potencia sostenida de un kilovatio. Un BMW i3 con una capacidad nominal de 37,9 kWh y un consumo energético de 13,1 kW/100 km puede, según los cálculos, recorrer más de 300 km. Sin embargo, hay factores como el estilo de conducción, una temperatura exterior baja o un perfil de ruta montañoso que pueden exigir un mayor consumo energético, por lo que se debe suponer una autonomía práctica de hasta 260 km.

La potencia de recarga se expresa en kilovatios (kW) y es el criterio más importante a la hora de determinar cuánto tardará en cargar una batería un punto de recarga. Un enchufe doméstico tiene una potencia de unos 2,3 kW, un Wallbox o un punto de recarga de CA suele tener hasta 22 kW, uno de CC hasta 50 kW, un punto de recarga rápida CCS hasta 150 kW y un High Power Charger (HPC) de IONITY puede tener una potencia de hasta 350 kW. La velocidad con la que se carga el coche no solo depende de la potencia del dispositivo de carga, sino también de las limitaciones inherentes del vehículo.

Los tiempos de recarga se pueden calcular de forma aproximada dividiendo la capacidad nominal por la potencia del punto de recarga. Por ejemplo, si se divide la capacidad de un BMW i3, de 37,9 kWh, por la potencia de carga de un punto de 22 kW, nos sale un tiempo de recarga de menos de dos horas. Debe tenerse en cuenta que en la práctica el vehículo no puede usar la potencia máxima de recarga continuamente. Por eso, el tiempo de recarga real está determinado por muchos factores, como la temperatura ambiente, el nivel de llenado de la batería y la potencia de carga máxima del vehículo.

Tipos de conectores: en todo el mundo hay varios estándares de conectores. En Europa, se utiliza principalmente el Tipo 2 (la versión anterior, el Tipo 1, se usa principalmente en Asia y América). Para la carga en puntos de recarga rápidos, este tipo se expandió con el conector «Combined Charging Systems» (CCS). Los vehículos BMW utilizan ambos tipos de conectores.

8.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico y cómo se paga?

Naturalmente, lo más económico es recargar tu coche eléctrico en tu propio Wallbox, con lo que podrías elegir al proveedor de energía y, posiblemente, disfrutar de ofertas personalizadas según tus necesidades y la capacidad de carga del coche. Por otra parte, los costes de recarga de un coche eléctrico en puntos públicos varían. Dependen de los costes locales de la electricidad y los modelos de precios de cada proveedor.

9.

¿En qué momento es menor el precio de recarga de un coche eléctrico?

La electricidad fluye y también fluctúa: su precio depende de la hora del día. «Por eso la gestión inteligente de la carga es esencial», afirma la Dra. Krüger, «ya que puede haber una diferencia de precio significativa al enchufar el coche al Wallbox». Por ejemplo, muchos operadores ofrecen tarifas con descuentos si se recarga la batería en horas de baja demanda o, por ejemplo, si se aprovecha la electricidad sobrante de fuentes renovables por la noche (y que de otra manera se perdería).

Quienes realicen la recarga en puntos de recarga públicos (en ruta) no pueden permitirse ser tan tiquismiquis. La forma más exacta de facturar (y la que es más probable que se corresponda con la energía necesaria) es facturar estrictamente según el consumo en kWh. También hay proveedores que facturan en función del tiempo o el número exacto de minutos.

10.

¿Cómo funciona la recarga sin contacto. Está ya disponible?

Después de ver tanta información sobre el estado actual de la técnica en el ámbito de los vehículos eléctricos, vamos a echar un vistazo al futuro. El día de mañana, instalar un punto de recarga de coche eléctrico en casa o parar a recargar en uno público podría ser algo obsoleto. En un futuro cercano la recarga de un vehículo eléctrico será tan sencilla como es hoy cargar un smartphone en un cargador inalámbrico o un cepillo de dientes eléctrico: por inducción, es decir, la transmisión de energía sin conexión mediante un campo magnético alterno. La batería se recarga gracias a la interacción de una bobina primaria instalada en el suelo y otra correspondiente que lleva el vehículo, por lo que la carga se puede realizar en el garaje, en un aparcamiento e incluso en carretera.

Autor: Frank Giese; Ilustraciónes: Rune Fisker

Fascinación por la movilidad eléctrica.

Saber más