Viajar con perro en coche: Cómo hacer que se conviertan en mejores amigos

2 MIN DE LECTURA

Llevar el perro en el coche puede llegar a ser una tarea difícil. Gimen, ladran y a veces vomitan antes de siquiera arrancar el coche. Te ofrecemos siete consejos de expertos que hacen que llevar el perro en el coche parezca un paseo.

1.

Acostrumbrarlos poco a poco

«Si quieres viajar en coche con el perro debes procurar que se familiarice con el vehículo con el tiempo suficiente», explica Evi Graner, propietaria de la escuela canina grrr. «Empezar el día del primer viaje es definitivamente demasiado tarde». Su consejo: «Deja que tu perro conozca primero el coche con tranquilidad y con el motor apagado». Una posibilidad es atraer al perro dentro del vehículo con golosinas o meterlo en el coche y darle de comer dentro durante un par de días para que haga un par de asociaciones positivas.

2.

Marcar el territorio

Un viaje en coche puede ser muy emocionante. Así que una cierta rutina puede ayudar. Por ello, es obligatorio escoger un asiento fijo para llevar el perro en el coche. Lo mejor es preparar un cojín cómodo para que el perro se pueda agarrar y relajarse. También deberías procurar mantener el contacto visual con el perro durante el trayecto.

Coloca la manta de tu perro o su juguete favorito en el transportín – todo lo que le guste y pueda reconocer le ayuda a relajarse y a sentirse bien
Evi Graner, propietaria de la escuela canina grrr
3.

Asegurar el perro en el coche

Para proteger a tus amigos peludos debes asegurarlos siempre conforme a la normativa. Así podrás evitar riesgos innecesarios, además de costosas multas. Antes de viajar al extranjero es importante informarse sobre la normativa del país. Tú decides si prefieres utilizar un dispositivo de seguridad con correas, un transportín para perros o una rejilla entre los asientos y el maletero.

4.

Encontrar áreas de descanso

Un viaje en coche más largo puede ser estresante para tu mascota. Es fundamental hacer paradas breves para que tu perro pueda correr y desfogarse. Consejo de la experta: antes de empezar el viaje escoge ya las mejores zonas de paseo en bosques o áreas de descanso aptas para perros para que tu mascota pueda correr con libertad. Muy importante: no te olvides de ofrecerle agua abundante en cada descanso.

5.

Bajarse

A la hora de bajar, debes salir tú primero del coche y luego el perro. Para ello dale una orden clara desde la puerta más cercana. «Así mantienes el control también fuera del coche y no estarás todavía intentando desabrocharte el cinturón cuando el perro ya está explorando la zona y sale a la carretera», recuerda la experta canina. Eso sí, ¡nunca te olvides de la correa!

6.

Comida con moderación

Los snacks pesados están totalmente prohibidos antes de un viaje en coche. Mejor ofrecerle unas pocas golosinas pequeñas para hacerles el viaje más llevadero. Algunos perros se marean al ir en coche y, al igual que los niños pequeños, tienen que vomitar. Contra esto lo mejor es acostumbrar poco a poco a los perros a trayectos cada vez más largos.

7.

Mantener la calma

Salir un momento a comprar un helado o recoger la nueva tumbona, si llevas el perro en el coche en verano no debes dejarlo esperando mucho tiempo. Porque los coches se calientan rápidamente al sol y esto puede ser peligroso para el perro en solo unos minutos. Incluso las ventanas abiertas no son suficiente con altas temperaturas y poco viento para garantizar el aire fresco en el interior del coche. Por ello, lo ideal es siempre llevarnos el perro con nosotros si hace calor.

ESPACIO PARA TODOS LOS GUSTOS.

El BMW Serie 5 Touring.

Saber más