Azul, lila, rojo: historia del logo de BMW M

5 min de lectura
M3, M1 o M5: a muchos aficionados, estos modelos de la submarca BMW M les aumentan el ritmo cardíaco. Los colores del logo de M son bastante conocidos, pero ¿cuál es su origen? ¿Y quién fue el que creó esta marca? Te damos las respuestas.

22 de septiembre de 2020

Activar notificaciones push

Movilidad cargada de innovación, tendencias de futuro que emocionan y velocidades de infarto: Suscríbase a las notificaciones de nuevo contenido ahora.

Suscripción exitosa.

Suscripción fallida.

Si necesita ayuda, siga el enlace de soporte.

¿Cómo suena?

También puedes escuchar este artículo en Changing Lanes, el pódcast oficial de BMW. Además de hablar de este y de otros artículos, Changing Lanes, presentado por Sara y Jonathan, te ofrece episodios nuevos cada semana con información exclusiva sobre tecnología, estilo de vida, diseño, coches y mucho más. Puedes encontrar Changing Lanes y suscribirte en la mayoría de plataformas de pódcast.

Que la «M» de BMW M significaba originalmente «Motorsport» es un concepto básico que conocen muchos automovilistas aficionados. Pero ¿de dónde salen los colores del logo de la variante deportiva de BMW? El azul bávaro puede resultar obvio por el color del propio logotipo de BMW (➜ Leer más: La historia del logo de BMW), ¿y el lila y el rojo? ¿Y cómo surgió el logo de M? Buscamos pistas en el archivo del BMW Group Classic.

© BMW Group Archiv
BMW M Logo Motorsport (1973)

Los colores de BMW M GmbH, un proyecto común

Toda historia de éxito va acompañada de algún tipo de mito. Esto se aplica también al logo de empresa y los colores de BMW M. Estos fueron los miembros de la plantilla de BMW que participaron en la búsqueda de colores para el diseño del departamento deportivo de BMW en 1972: Jochen Neerpasch (que era director deportivo y miembro de la junta de administración de BMW Motorsport GmbH), Wolfgang Seehaus (que era diseñador de interiores en BMW) y Manfred Rennen (que era diseñador de exteriores en BMW).

BMW M GmbH nació en el año 1972 como división especializada en coches deportivos de BMW. Por aquel entonces se denominaba oficialmente BMW Motorsport GmbH (el nombre actual lo adquirió en 1993). 

Esta nueva división deportiva tenía el objetivo de unificar y profesionalizar las operaciones de carreras de la marca. Para ello, debía tener una apariencia uniforme, o una identidad corporativa. Su base debía ser un esquema de colores conciso, y el diseñador Seehaus se ocupó de crearlo; dio con una combinación de colores para BMW M: azul, lila y rojo.

«El azul es el color de la marca BMW, el rojo identifica los deportes de motor y el lila es fruto de esta combinación única».

-

El logo de BMW M: un símbolo con un alto valor de mercado

Marc Thiesbürger, historiador de automovilismo y carreras del BMW Group Classic, tiene acceso a diversos archivos y entrevistas con las personas que intervinieron en este proceso. Su interpretación de la selección de colores es la siguiente: el azul es el color de BMW, el rojo se inspiró aparentemente en la empresa Texaco y el lila es fruto del pragmatismo, ya que es la combinación del rojo y el azul. Cuando se le pregunta por la «leyenda de Texaco», responde lo siguiente: «Lo más seguro es que el rojo de Texaco se hiciese hueco en el esquema de colores de BMW Motorsport aunque las negociaciones de patrocinio con esta empresa no llegaran a buen puerto en 1972 y el trato acabase por no materializarse».

Thiesbürger sigue creyendo que esta explicación es posible, ya que el diseñador Seehaus incorporó el logo de Texaco en los diseños de coches deportivos en 1972. Esto queda patente en diversos dibujos disponibles en el archivo del BMW Group. Todo esto ocurrió en una época en la que BMW celebraba eventos deportivos con el apoyo de Castrol, en cuyo diseño corporativo el color es claramente el verde. Thiesbürger afirma que, por un lado, sería bastante extraño utilizar el rojo con tanta antelación, en algún tipo de muestra de fidelidad prematura, ya que las negociaciones de colaboración no habían hecho más que empezar. Por otro lado, sin embargo, sugiere que esto podría haber respondido a un intento de «seducir» a Texaco y facilitar así el acuerdo de patrocinio.

© BMW Group Archiv
Dibujos de diseño de Wolfgang Seehaus del BMW 3.0 CSL

Por su parte, el compañero de Seehaus en las labores de diseño, Rennen, da a entender que él también tuvo algo que ver en la selección de los colores, aunque Thiesbürger afirma que no hay documentos que respalden esta versión. Mientras que Jochen Neerpasch confirmó esta «terca teoría sobre Texaco», el diseñador Rennen desmintió una vez que esta empresa tuviese algo que ver en la selección del color.

El estreno del BMW 3.0 CSL sobre la pista

Uno de los motivos relevantes por los que Seehaus eligió también esta combinación de colores fue porque se distinguían claramente en las fotos en blanco y negro, o al menos eso es lo que explica el entonces director deportivo de BMW, Jochen Neerpasch. Según BMW M, el significado de los colores es el siguiente: «El azul es el color de la marca BMW, el rojo identifica los deportes de motor y el lila es fruto de esta combinación única». Aunque hoy en día el lila haya sido sustituido por el azul marino, esta afirmación sigue siendo válida.

La forma en que surgieron los colores de BMW M es tan sencilla como brillante. Pocas veces una combinación de colores ha generado tanto reconocimiento y valor de marca.
Marc Thiesbürger

Comunicación corporativa y política del BMW Group Classic

La combinación tricolor del logo de M no tardó en aparecer en los coches deportivos de la factoría bávara. El sorprendente logotipo se estrenó sobre la pista en 1973, con el BMW 3.0 CSL, que pasó a convertirse también en un icono de la marca, apodado el «coche patrulla». Según Neerpasch, el diseñador gráfico externo Pierre Mendell fue el responsable de la concepción final del vehículo, en cooperación con el diseñador de BMW Renner. Incluso a día de hoy, los modelos de la rama deportiva tienen laminados de distintos diseños y tamaños en los colores del logo de BMW M.

© BMW Group Archiv
© BMW Group Archiv
© BMW Group Archiv
© BMW Group Archiv
© BMW Group Archiv
© BMW Group Archiv
© BMW Group Archiv
© BMW Group Archiv
1 / 7
BMW 3.0 CSL (1973)
BMW 3.0 CSL (1973)
BMW M1 Procar (1979)
BMW M3 Grupo A (1987)
BMW M3 GTR (1993)
BMW M3 GT2 (2010)
BMW Z4 GT3 (2015) & BMW 3.0. CSL (1973)
BMW M8 GTE (2017)

Algo que se olvida con frecuencia a este respecto es que los colores de BMW M (el azul, lila y rojo) se llevan utilizando como concepto identificativo durante más tiempo que la combinación de dichos tonos y la letra «M». Los colores ya se encuentran en modelos de BMW M desde 1973, mientras que la letra «M» se empleó por primera vez en 1978, en el primer modelo desarrollado por BMW M GmbH. A partir de este punto, la combinación tricolor y la «M» conforman una insignia que llevan todos los automóviles BMW serie M. La marca también ha utilizado desde 1973 el logo de BMW con sus segmentos ordenados en círculos para sus actividades deportivas. Según Jochen Neerpasch, el diseño de este primer emblema de BMW Motorsport es obra de la agencia de diseño gráfico suiza Müller.

La potencia de BMW M, también en el logo

El diseño de la imagen corporativa que ha utilizado la marca desde 1978 se explica así: las tres rayas se basan en la forma de la letra M. La orientación inclinada pretende subrayar la velocidad y el dinamismo de los modelos de BMW M Sport. El estudio de diseño Italdesign, dirigido por Giorgio Giugiaro, es el responsable de este legendario diseño de logo, conocido también como «Giugiaro M».

Las tres franjas de color de BMW M han caracterizado el aspecto de BMW GmbH y BMW M Motorsport hasta la fecha.
Marc Thiesbürger

Comunicación corporativa y política del BMW Group Classic

El diseño del logotipo de M y las franjas de la M ha ido desarrollándose cuidadosamente a lo largo de los años. Así, el lila ha pasado a convertirse en azul marino. La última actualización de la imagen corporativa tuvo lugar en marzo de 2020. Desde entonces, el logo luce un nuevo aspecto solo para las comunicaciones de marca de BMW M. Se ha prescindido de la apariencia tridimensional y ahora la composición 2D y la concentración de los cuatro colores (azul claro, azul marino, rojo y blanco en la «M») caracterizan el nuevo diseño.

© BMW Group Archiv

Un esfuerzo pionero en BMW M

La historia del surgimiento de los colores de BMW M es multifacética. Hay algo indudable: el diseñador de BMW Wolfgang Seehaus llevaba la batuta. Y el diseñador de BMW Manfred Renner participó, al menos, en el diseño de las rayas. Otra cosa segura es que el primer emblema de la división deportiva de BMW lo creó la agencia de diseño gráfico Müller, mientras que el diseño final del vehículo con franjas es fruto del estudio de Pierre Mendell. Por tanto, podemos decir que fue un proyecto conjunto.

Thiesbürger, el experto del BMW Group Classic, añade lo siguiente: «La creación y el uso de los colores de BMW M se puede considerar un esfuerzo pionero en cuanto a la creación de una identidad corporativa». Esta idea se ve respaldada por el hecho de que los colores y el logotipo han evolucionado solo ligeramente, sin perder las características básicas que tenían en los años 70. ¿Por qué? Para que todo el mundo, y no solo los más aficionados al motor, sepa qué identifica el logo de M desde hace décadas: los coches superdeportivos de la marca.

¿De dónde vienen los colores y el logo de BMW M?

Los colores azul, lila y rojo de BMW M se atribuyen al director deportivo de entonces, Neerpasch, y a los diseñadores Seehaus y Rennen. El primer emblema de BMW Motorsport lo crearon en la agencia Müller; el diseño deportivo final es del Pierre Mendell Design Studio. El logo de M lo desarrolló el estudio Italdesign bajo la dirección de Giugiaro.

Autor: Nils Arnold; Fotos: BMW Group Archiv