Los exámenes de conducir más originales del mundo

2 MIN DE LECTURA
Presentarse al examen de conducir es caro y para nada fácil. Al menos en España. A mano de unos disparatados ejemplos te mostramos cómo son los exámenes de conducir en otros países.
-

El examen más riguroso

A simple vista no parece que el examen de conducir en Arabia Saudí sea especialmente duro: solo hay que conducir unos cuantos metros hacia delante. Y luego marcha atrás. Eso es todo. Pero los sauditas se toman muy en serio la aptitud personal: además del examen teórico y práctico es necesario superar una prueba médica e incluso una psicológica.

-

El examen más complicado

Los candidatos que deseen obtener el codiciado carnet de conducir en China deben responder 100 preguntas en 45 minutos. Y tienen que acertar 90 como mínimo. Y hay más de 1.400 preguntas posibles para el examen, ¡un buen ejercicio para la memoria! Si quieres tentar tu suerte puedes probar el test aquí.



-

El examen más barato

Debido a los bajos salarios, para muchos indios el examen de conducir no resulta tan barato, pero para los extranjeros es más que tentador. El derecho a examen cuesta entre 500 y 1000 rupias. Si lo cambiamos a euros costaría entre 6,50 y 13 euros, el carnet de conducir más barato del mundo. La norma más importante aquí se aprende sobre la marcha. Quien conduce tiene prioridad. Y quien tiene prioridad te lo recordará con el claxon.

-

El examen de conducir más caro

Ni siquiera tener mucho dinero es suficiente para comprar el carnet de conducir más caro del mundo. Porque para ello tienes que ser capaz de conducir verdaderamente rápido: el carnet de fórmula 1. Hay que pagar la licencia cada año. Y por punto del mundial. Cuantos más puntos tengas más caro te saldrá. La licencia cuesta más de 13.000 dólares. Y por cada punto se le suman más de 2.000 dólares.

-

El examen no existente

Muchas personas suspenden en el primer intento. Solo hay una persona que no debe preocuparse en su país: la Reina de Inglaterra. Por ley, no necesita estar en posesión de un carnet de conducir para poder salir con el coche. Tan fácil como montarse y arrancar.

SUPERA TODAS LAS PRUEBAS.

El BMW Serie 1.

Saber más