Guía exhaustiva de BMW software update

10 min de lectura
Seguro que sabes actualizar el software de tu teléfono, portátil, reloj… y cualquier otro dispositivo. ¿Y el software de tu BMW? Se puede mantener actualizado el software de tu coche con solo pulsar la pantalla, ¿pero cómo exactamente? Sigue leyendo para saberlo todo sobre la BMW software update y por qué podría significar más de lo que crees…

20 de octubre de 2020

Activar notificaciones push

Movilidad cargada de innovación, tendencias de futuro que emocionan y velocidades de infarto: Suscríbase a las notificaciones de nuevo contenido ahora.

Suscripción exitosa.

Suscripción fallida.

Si necesita ayuda, siga el enlace de soporte.

Seguramente te suene este escenario: una mirada rápida al móvil y ves una notificación que te indica que tienes disponible una nueva actualización de software. Tocas y deslizas la pantalla un poco y, en cuestión de segundos, le das un buen lavado de cara a tu dispositivo: reparar algunos errores o conseguir nuevas funcionalidades. Sea como sea, mantenerse al día de las últimas versiones del software se ha convertido en una tarea cotidiana para casi todos nosotros, a medida que cada vez más aparatos digitales se hacen sitio en nuestras vidas.

A medida que avanzamos hacia una realidad más interconectada (y sobre todo más digital), el software se ha convertido también en una parte cotidiana de tener un coche. Las actualizaciones de software over-the-air (OTA) ya son algo común para muchos fabricantes de automóviles, ya que les permite arreglar, modificar e incluso mejorar los vehículos mediante diversas configuraciones de actualizaciones remotas del software.

Sin embargo, ¿qué significa esto exactamente? ¿Qué es posible y por qué importa? Las respuestas a todo esto, como suele ser el caso cuando hablamos de las ventajas de la tecnología moderna, son múltiples.

En términos generales, los vehículos modernos recién salidos de fábrica ya funcionan con ordenadores de alto rendimiento y en unidades de control muy pequeñas. La época en la que los coches eran constructos totalmente mecánicos es cosa del pasado. A su vez, estos elementos informáticos se pueden dividir en dos categorías principales: los que controlan los sistemas de infotenimiento y los asistentes de navegación, etc. (como BMW iDrive o BMW ConnectedDrive), y las unidades de supervisión de la conducción más críticas que controlan, miden y regulan funcionalidades básicas como la dirección, el control de crucero y el freno. Sin embargo, algo común a ambos grupos es que en la actualidad son componentes digitalizados e integrales de los estándares modernos de diseño y producción de coches, lo que a su vez permite una mejora continua por parte de los fabricantes, que invierten cada vez más en desarrollo de software, infraestructura de nube y servidores y configuraciones de implementación.

Esto tiene implicaciones muy amplias tanto para conductores como para fabricantes. Para los conductores, las actualizaciones de software OTA les ofrecen la oportunidad de mantener o reparar el software del vehículo desde la comodidad de su casa (o desde donde decidan), lo que potencialmente les ahorra costes y tiempo. Esto se debe a que hoy muchas funciones se pueden administrar digitalmente mediante estas unidades de control, a las que a su vez puede acceder el fabricante de forma remota mediante una sencilla conexión wifi. Además, la posibilidad de añadir nuevas funciones y características a un vehículo de forma ininterrumpida también podría reducir su depreciación con el tiempo, ya que se podría percibir que algunas funciones aportan valor al vehículo.

Para los fabricantes también hay ventajas evidentes. Por ejemplo, se podría evitar tener que retirar un vehículo de la circulación si la reparación se puede hacer de forma remota con una simple actualización de software. La oferta de nuevas funciones a los conductores, como los servicios bajo demanda, puede crear también nuevos flujos de ingresos y ayudar a las marcas a posicionarse más cerca de las vidas cotidianas hiperconectadas de sus clientes.

Al final, además, este puede ser el mayor activo de todos: como conductores y como seres humanos en general, cada vez damos más por sentada la digitalización, y apenas quedan aspectos de nuestra vida cotidiana que no se vean afectados por el software, de una u otra manera. El estilo de vida conectado que esto facilita es alto que seguimos debatiendo con entusiasmo y sobre lo que, hasta cierto punto, nos queda mucho por aprender. Sin embargo, tanto para conductores como para fabricantes, esta realidad basada en el software ofrece a las marcas nuevas formas de comprender y usar nuestros coches, y también la relación entre ellos. En otras palabras, la oportunidad de ajustar, mejorar y reparar los vehículos mediante actualizaciones OTA crea una nueva dinámica de la propiedad y una nueva relación proveedor-cliente que nunca termina, para ventaja de ambos.

Preparados para la carretera con BMW software update

Naturalmente, a BMW también le pasa todo esto. De hecho, desde 2018, con la introducción del BMW Operating System 7, BMW ha ido reforzando sus esfuerzos de forma lenta pero segura por revisar y mejorar continuamente las millones de líneas de código que componen el sistema nervioso central de tu vehículo. Hoy, los conductores de BMW de todo el mundo pueden actualizar el navegador BMW, el BMW ConnectedDrive y el sistema operativo over-the-air sin esfuerzo con la función de Remote Software Upgrade.

La implementación del último software BMW disponible comenzó en primavera de 2020 y ha llegado ya a más de medio millón de propietarios de BMW. La campaña se inició en Alemania y llegará al resto del mundo este verano, con solo pulsar unos cuantos botones. La próxima actualización también está en marcha, se empezará a implementar en otoño y llegará a muchos más BMW, que habrán salido ya a la carretera por primera vez.

«Hay algo en lo que quizás mucha gente no piensa», afirma Jochen Kurbjuweit, director senior de Remote Software Upgrade de BMW, «y es que nuestros coches actuales tienen 50 o 60 unidades de computación, incluidas algunas de muy alto rendimiento, que controlan, regulan y miden de todo, desde el sistema del navegador BMW hasta la dirección. Es un sistema complejo compuesto por varias funcionalidades del vehículo que se benefician naturalmente de las mejoras constantes por mantener el coche como nuevo y actualizado. Aquí es donde entra en juego la función de actualización over-the-air: nos permite ofrecer estas mejoras de la forma más fluida posible, como si estuvieses actualizando cualquier otro dispositivo que conoces y utilizas».

Nuestros coches actuales tienen 50 o 60 unidades de computación, incluidas algunas de muy alto rendimiento, que controlan, regulan y miden de todo, desde el sistema del navegador BMW hasta la dirección. Es un sistema complejo compuesto por varias funcionalidades del vehículo que se benefician naturalmente de mejoras constantes por mantener el coche como nuevo y actualizado.
Jochen Kurbjuweit

Director senior de Remote Software Upgrade de BMW

La movilidad con su aspecto más moderno

Vale, ¿por qué es importante todo esto, aparte de por las ventajas prácticas tangibles de mantener tu BMW actualizado y digitalmente en forma? Para Kurbjuweit, la respuesta es sencilla: más allá de ser una forma práctica de permitir que los conductores de BMW saquen siempre el máximo partido a sus vehículos, la oferta de actualizaciones bajo demanda over-the-air forma parte de un puzle más amplio. Tras pasar cuatro años en el desarrollo de la funcionalidad Remote Software Upgrade actual como parte de un equipo informático muy comprometido, Kurbjuweit lo ve como un signo evidente de que cómo la movilidad está cambiando a mejor. «El software y el mantenimiento continuo del código», afirma, «han pasado a ser una piedra de toque de la vida moderna. Estamos acostumbrados a que el software esté allá donde miramos, e intentamos ocuparnos de él, igual que nos ocupamos de todo lo demás en nuestra vida cotidiana».

El software y el mantenimiento continuo del código han pasado a ser una piedra de toque de la vida moderna. Estamos acostumbrados a que el software esté allá donde miramos, e intentamos ocuparnos de él, igual que nos ocupamos de todo lo demás en nuestra vida cotidiana.
Jochen Kurbjuweit

Director senior de Remote Software Upgrade de BMW

«La movilidad en su aspecto más moderno», prosigue, «es igualmente integral para nuestra forma de vivir hoy en día. Para mí, la imbricación de ambos conceptos es tan natural como necesaria».

Para BMW, dice, el programa Remote Software Upgrade es una respuesta natural a los nuevos desafíos de la época de la movilidad en la que vivimos. Como enfoque y como forma de trabajar, está profundamente integrado en el modo en que trabaja BMW en la actualidad.

«Puedo decir con plena confianza que, hoy en día, BMW no tiene que ponerse al día. Con nuestra función Remote Software Upgrade llegamos ya a más conductores de todo el mundo que nunca antes, y sigo teniendo la sensación de que solo hemos empezado a arañar la superficie de lo que será posible muy pronto. Hay quien llamaría a esto el futuro de la movilidad, pero para mí es más bien el presente».

Actualizar tu BMW software: qué necesitas saber

¿Cómo funciona todo esto entonces? ¿Es gratis? ¿Cuánto tiempo tarda? ¿Y qué pasa con mis datos? Son muchas preguntas, pero no temas. Estamos aquí para ayudarte…
1.

¿Por qué debería actualizar?

En resumen, hay tres motivos principales por los que los conductores de BMW se benefician de la función Remote Software Upgrade:

  • Siempre a la última:
    la actualización de tu software garantizará que tu BMW esté siempre actualizado, en términos generales. Las funcionalidades básicas podrían necesitar una revisión del código y la corrección de algún error de vez en cuando, y los datos y el contenido tienen que estar siempre a la par. En otras palabras, la actualización es una forma de mantenimiento regular que garantizará que tu software BMW siempre esté tan «nuevo» como sea posible. Podemos decir que es como un lavado digital del coche.

  • Comprobaciones de seguridad y calidad:
    asegurarte de que tu vehículo cumpla siempre la normativa y los requisitos actualizados es primordial para tener una experiencia de conducción plena y sin preocupaciones. La función Remote Software Upgrade permite una reacción rápida ante, por ejemplo, requisitos normativos recién introducidos, lo que garantiza que tu BMW siempre se ajuste a la regulación vigente.

  • Mejoras y nuevas funcionalidades:
    las actualizaciones remotas de tu coche ponen totalmente al día tu sistema operativo gratis. Esto incluye mejoras para funciones que ya tienes, como que el asistente personal inteligente de BMW aprenda nuevos trucos o que el asistente de aparcamiento de BMW aprenda nuevas maniobras. Además, los vehículos obtienen características totalmente nuevas como la integración de aplicaciones externas para servicios de streaming o el asistente para curvas peligrosas. Por último, la tecnología que hay tras la Remote Software Update también ofrece a los clientes la posibilidad de adquirir e instalar características de equipamiento opcionales incluso después de haber fabricado y personalizado el vehículo. ¿Te interesa el asistente de luz de carretera o el BMW Drive Recorder? Con la función Remote Software Upgrade, es tan fácil como instalar una nueva aplicación en tu teléfono, siempre que el vehículo disponga del hardware adecuado. En definitiva, una actualización te ofrece las mejores condiciones posibles para mejorar continuamente las funcionalidades existentes e instalar funciones totalmente nuevas.

«Actualizar el software de tu vehículo ofrece ventajas claras», afirma Kurbjuweit. «Sin embargo, por encima de todo, está la de asegurarte de que todo esté al día y lo más ‘nuevo’ posible, en términos digitales. Garantiza que todas las funciones dispongan del mejor código posible que las respalde. Por tanto, no es solo una cuestión de mantenimiento digital; de hecho, si piensas en ello, el coche va mejorando con el tiempo».

 

Actualizar el software de tu vehículo ofrece ventajas claras. Sin embargo, por encima de todo, está la de asegurarte de que todo esté al día y lo más ‘nuevo’ posible, en términos digitales. Garantiza que todas las funciones dispongan del mejor código posible que las respalde. Por tanto, no es solo una cuestión de mantenimiento digital; de hecho, si piensas en ello, el coche va mejorando con el tiempo.
Jochen Kurbjuweit

Director senior de Remote Software Upgrade de BMW

2.

¿Cómo sabré si hay disponible una actualización?

Los nuevos paquetes de actualizaciones disponibles se anunciarán directamente en forma de notificación en la pantalla de control de tu BMW o tu smartphone mediante la BMW app, igual que cuando hay cualquier otra actualización de software BMW disponible en tu teléfono. Puedes decidir si descargar los archivos de instalación en tu teléfono mediante una conexión wifi y después transferirlos al coche o puedes dejar que el coche se encargue de descargar automáticamente el software mientras conduces. Una vez descargado, se te pedirá tu consentimiento para que el vehículo lo desempaquete e instale. Después, el coche finalizará la actualización.

Si tienes dudas sobre si existe una actualización de software remota para tu vehículo, también puedes usar el menú del sistema operativo de tu BMW para buscar proactivamente actualizaciones disponibles. Para acceder al menú de actualizaciones, sigue estos pasos:

1) COCHE
2) Preferencias
3) Preferencias generales
4) Remote Software Upgrade
5) Buscar actualizaciones
6) Sigue las instrucciones en pantalla

3.

¿Qué necesito para iniciar una actualización de software remota?

La función Remote Software Upgrade funciona totalmente over-the-air (OTA). Esto significa que solo necesitas que el BMW esté conectado a Internet mediante la tarjeta SIM del vehículo, y estarás listo para descargar e instalar el último paquete de actualización. También puedes descargar la última actualización de software en tu teléfono con la BMW app para smartphones y utilizarla para completar la actualización conectando el teléfono al vehículo y siguiendo las instrucciones en la pantalla del BMW Control Display.

ASÍ FUNCIONA

Es fácil utilizar el sistema operativo de tu BMW para descargar e instalar un nuevo paquete de BMW Software Update. Solo tienes que seguir las instrucciones o usar la BMW app para completar la actualización.
4.

¿Cuánto tiempo tarda?

El tamaño del paquete de actualización medio es de unos 800 MB. Sin embargo, el tamaño exacto dependerá del modelo y de detalles específicos de la actualización, como si estás actualizando a partir de la última versión disponible o desde una más antigua.

Una vez descargado el paquete (el tiempo de descarga en sí dependerá de tu conexión), el proceso de instalación y actualización tardará en total solamente unos 20 minutos. Después de la descarga, el siguiente paso es que tu vehículo desempaquete la actualización antes de iniciarla. El proceso de desempaquetado puede interrumpirse y reanudarse sin implicaciones para el sistema operativo de BMW, y todas las funciones se desarrollarán normalmente. Sin embargo, durante la actualización en sí, el sistema operativo de tu vehículo quedará incapacitado, más o menos como cuando instalas un nuevo sistema operativo en un portátil, por ejemplo. Después de unos 20 minutos, se terminará la actualización y tu vehículo estará listo para conducirlo de nuevo.

5.

¿Cómo puedo ver si mi BMW es compatible con la función de actualización de software remota?

Por lo general, los vehículos BMW equipados con BMW Live Cockpit Professional y BMW Operating System 7 son compatibles con la función Remote Software Upgrade. En el momento de redactar este artículo, estos son los modelos incluidos:

  • BMW 1 Series

  • BMW 2 Series Gran Coupe

  • BMW 3 Series Limousine

  • BMW 3 Series Touring

  • BMW 4 Series Coupe

  • BMW 5 Series Limousine

  • BMW 5 Series Touring

  • BMW M5

  • BMW 6 Series Gran Turismo 

  • BMW 7 Series Limousine

  • BMW 8 Series Cabriolet

  • BMW 8 Series Coupe

  • BMW 8 Series Gran Coupe

  • BMW 8 Series Gran Coupe M

  • BMW M8

  • BMW X5

  • BMW X5 M

  • BMW X6

  • BMW X6 M

  • BMW X7

  • BMW Z4
  • BMW iX3

Sin embargo, como las normativas de tráfico, seguridad y cumplimiento de datos difieren de país a país, las opciones y ofertas de actualización para los mercados individuales también variarán. BMW siempre trabaja al 100 % dentro del marco jurídico de sus respectivos mercados y se compromete a cumplir la legislación local, incluida la normativa de datos y tráfico. Para obtener más información sobre las actualizaciones de software, la compatibilidad de modelos y la disponibilidad de funciones complementarias específicas, ponte en contacto con tu concesionario BMW local.

6.

¿Y qué pasa con mis datos?

La privacidad y los datos del conductor siguen siendo una prioridad para BMW. Aunque la función Remote Software Upgrade requiere que los vehículos se comuniquen directamente con los servidores de BMW para descargar un paquete de actualización, con la excepción del número de identificación del vehículo (VIN) exclusivo necesario para identificar el coche, no se comunican ni almacenan datos privados ni específicos del usuario, y lo que se comunica siempre está cifrado. En otras palabras: los servidores de BMW podrán identificar y establecer conexiones con los vehículos individuales para facilitar la descarga e instalación over-the-air de nuevos paquetes de software, pero nunca accederá a datos personales ni otro tipo de información confidencial.

Autor: David Barnwell; Ilustraciónes: Madita O'Sullivan