Wifi en el coche: ¿cómo funciona?

5 min de lectura
Wifi en el coche: lo que un principio suena a un avance práctico y a una navegación ilimitada para los pasajeros, también puede suponer un valor añadido para los conductores y revolucionar nuestro lugar de trabajo. Las herramientas colaborativas permiten una colaboración desde cualquier lugar, una comunicación sencilla y un intercambio seguro de documentos. Siempre que se disponga de una conexión a Internet estable, se puede trabajar desde casa, en el parque, en una cafetería o en la playa, y ahora incluso en el tren o en el coche, especialmente si se tienen en cuenta los avances en materia de conducción autónoma. Por lo tanto, hoy en día, que un vehículo nuevo disponga de wifi se está convirtiendo en un factor de compra determinante, si no en un requisito básico.

Wifi en el coche: las posibilidades

Incluso la mejor cobertura de red no servirá de nada si no dispone de conexión a Internet en su vehículo. Básicamente, existen 2 formas de disfrutar de una conexión a Internet dentro del coche:

1.     Wifi integrado en el coche

2.     Equipar el coche con wifi

Wifi integrado en el coche

En el mejor de los casos, su vehículo ya cuenta con una red wifi integrada. Por ejemplo, todos los vehículos nuevos de BMW están equipados con una tarjeta SIM integrada con la que puede conectarse a la red wifi. Gracias a ello, los ocupantes pueden navegar por Internet o utilizar servicios de transmisión de música y vídeos. Puede conectar cualquier dispositivo a la red wifi o utilizar el sistema de infoentretenimiento integrado. Por motivos de seguridad, las funciones de este sistema están restringidas durante la conducción.

Equipar el coche con wifi

La solución más cómoda y sencilla es el wifi integrado. Sin embargo, si su vehículo (todavía) no cuenta con esta opción, puede disponer de conexión a Internet con una de las 2 siguientes alternativas:

Hotspot móvil: una alternativa al wifi en el coche

La mayoría de los teléfonos móviles modernos ya están equipados con una función de hotspot o punto de acceso, también conocida como tethering en círculos profesionales. De esta forma, el teléfono móvil puede permitir que otros dispositivos utilicen su propia conexión móvil.

Lo mismo se aplica a los portátiles y tabletas: en algunos modelos, por ejemplo, algunos iPad, se puede insertar directamente una tarjeta SIM; en otros dispositivos se puede conectar un USB para la conexión a Internet. 

Por desgracia, el método de hotspot móvil también tiene sus desventajas:

  • Por una parte, el tethering consume una cantidad relativamente alta de energía, algo que debe tener en cuenta antes de ponerse a conducir. En los coches más antiguos, que no cuentan con puertos USB de carga, se puede utilizar un adaptador para el encendedor.
  • Por otro lado, el uso de más dispositivos consume un mayor volumen de datos. Si su tarifa no es la más adecuada, deberá contratar más datos o reducir la velocidad de navegación en Internet. También puede plantearse comprar una segunda tarjeta SIM con un plan de datos especial.
  • Para los portátiles, el tema del espacio puede resultar un problema. Por lo general, deben estar abiertos para ofrecer un hotspot.

Wifi en el coche a través de un router portátil

Menos problemáticos resultan los routers portátiles, que están diseñados específicamente para ofrecer wifi a varios dispositivos. Únicamente debe preocuparse de la fuente de alimentación. Además, si viaja al extranjero, debe asegurarse de que también puede utilizar su plan de datos en esos países.

Más que wifi en el coche: servicios de conectividad

Los servicios de conectividad le ofrecen mucho más que Internet en el coche. Con su ayuda, el vehículo se integra por completo en la vida digital de las personas.

El servicio de conectividad de BMW se llama BMW ConnectedDrive y le ofrece, entre otras muchas cosas, una navegación ilimitada a velocidad LTE. Para disfrutar de este servicio, necesita como mínimo la variante básica Connected Package y un servicio de telefonía con carga inalámbrica. Connected Package incluye, entre otros, los siguientes servicios:

  • Con Servicios Remotos puede realizar varias funciones a través de la aplicación del teléfono móvil o del centro de llamadas de BMW.
  • El servicio de información de BMW Online proporciona información valiosa sobre su ruta o destino desde cualquier parte del mundo.
  • Gracias a BMW Connected+, puede transferir su ruta del teléfono móvil a su coche y compartir el tiempo estimado de llegada con quien quiera.
  • Pregunte por el clima, comparta su destino o pida música jazz al Asistente de Voz Inteligente de BMW, pero no se distraiga del tráfico y envíe mensajes solo cuando la situación lo permita.

Aquí encontrará toda la información sobre nuestros paquetes de ConnectedDrive.

5G para una mayor conectividad en el camino hacia la conducción autónoma

Con la introducción del estándar de tecnología móvil 5G como sucesor de LTE, se ha establecido un rumbo hacia la conducción autónoma. Esta innovación podría hacer que el Internet en el coche sea más que un logro práctico: podría cambiar nuestra forma de ver la movilidad para siempre. Actualmente, España está planeando la expansión de las redes 5G junto con la empresa tecnológica china Huawei. Fuera de Europa, ya están en el futuro: en Chicago, Mineápolis y la región metropolitana de Seúl ya están disponibles las primeras redes públicas para usuarios de teléfono móvil desde principios de abril de 2019.

Este nuevo estándar móvil puede dar un gran impulso a la conectividad de los vehículos. La velocidad de transferencia notablemente más rápida y el mayor volumen de transmisión no solo permite la transmisión de películas en alta resolución en múltiples dispositivos o la actualización de datos de mapas casi en tiempo real. Más bien, el 5G será el estándar móvil que hará que el Internet de las cosas avance a pasos agigantados y que llevará la conectividad de los vehículos a un nivel completamente nuevo. Todos los tipos de dispositivos ya pueden conectarse entre sí e intercambiar un enorme volumen de datos casi a tiempo real. 

Por lo tanto, el 5G se considera un hito importante en el camino hacia la conducción autónoma, ya que el vehículo ya no depende únicamente de los datos recopilados específicamente con sus sensores. Podría conectarse a objetos cercanos y utilizar sus datos para actuar en consecuencia, con vistas al futuro. Los vehículos interconectados pueden comunicar sus intenciones con antelación, evitando accidentes y optimizando el flujo de tráfico.

En la actualidad, ya existen vehículos que pueden gestionar algunas situaciones de forma autónoma, siempre que se den las condiciones adecuadas. Los coches autónomos podrán encargarse de todas las funciones de conducción. De esta forma, el coche del futuro podría convertirse en una oficina o en un sistema de entretenimiento sobre ruedas durante el viaje para todos los ocupantes (→ Más información sobre el coche del futuro).

Del wifi en el coche al coche del futuro

No hay duda de que utilizar el wifi en el coche, venga integrado o como complemento, es una innovación práctica. Especialmente el wifi integrado representa un cambio que los vehículos están experimentado actualmente. Mientras que hoy en día solo utilizamos el coche para movernos, la conducción autónoma abrirá nuevas posibilidades en el futuro: desde una oficina móvil y entretenimiento sobre ruedas hasta la conectividad, el wifi en el coche es uno de los primeros pasos para lograr estos objetivos.  

 

CONECTADO CON TODO LO QUE TE INTERESA.

BMW ConnectedDrive.

Saber más