BMW pone sonido al placer de la conducción eléctrica

7 min de lectura
Cuando Hans Zimmer piensa en el sonido de un BMW, recuerda su infancia. En una colaboración con BMW Group, el conocido compositor, ganador de un Óscar de la Academia, se ha unido al BMW Group Sound Design para crear sonidos de conducción especiales para los nuevos BMW eléctricos: los BMW IconicSounds Electric. Hoy repasamos sus primeras bandas sonoras y le preguntamos por el viaje acústico que lleva desde la idea inicial hasta la presentación del sonido en el vehículo de producción en serie.

5 de enero de 2022

¿Qué le da su identidad a una película? Una buena escenografía, un guion innovador, un concepto visual... Pero, por encima de todo, lo que realmente da vida a la historia es una buena banda sonora. Lo mismo se puede decir de un vehículo. Un diseño y un chasis singulares dan pie a una experiencia de conducción determinante. Sin embargo, lo que está directamente conectado con las emociones es el sonido de la propulsión. Por ejemplo, los expertos y los fans de la marca siempre han sido capaces de reconocer los modelos de BMW (➜ Leer más: Qué quieren decir los nombres de los modelos de BMW) por el sonido de su motor. ¿Cómo se puede trasladar esta emoción a los teóricamente silenciosos vehículos de propulsión eléctrica? «Cada BMW tiene su propio carácter, que se refleja en su sonido», explica Zimmer. Esta afirmación también es válida para los modelos eléctricos, aunque con una nueva interpretación.

BMW IconicSounds Electric aportará nuevos y emotivos paisajes sonoros a la línea de modelos eléctricos de la marca. Estos paisajes sonoros son fruto de un proyecto de colaboración entre BMW Group, Renzo Vitale (BMW Group Creative Director Sound) y el compositor de bandas sonoras Hans Zimmer, ganador de un Óscar de la Academia y varios premios Grammy. Zimmer acaba de asistir al estreno de su composición final para el vehículo eléctrico de producción en serie durante una visita a Múnich (➜ Leer más: Todo sobre la recarga del coche eléctrico).

Un nuevo capítulo de un viaje acústico que comenzó en su infancia.

Cuando era niño solía esperar ansioso a que mis padres volvieran a casa. Conocía el sonido exacto del BMW de mi madre y del BMW de mi padre y podía distinguirlos entre sí. El sonido del coche al llegar siempre me daba seguridad.
Hans Zimmer
En el vídeo: BMW da a sus modelos eléctricos su propia identidad a través de sonidos individuales

-

Consumo eléctrico 23,0–19,3   kWh/100 km (WLTP)
Autonomía eléctrica (WLTP) 372–631  km

Así suena el confort

Durante sus casi 40 años de trayectoria profesional, el compositor once veces nominado a los Premios Óscar ha participado en más de 200 proyectos de cine y televisión, y ha compuesto la banda sonora de grandes éxitos de taquilla, como «Gladiator», «Piratas del Caribe» o «El rey león», la película que tan merecidamente le dio el óscar. Zimmer también ha puesto música a visiones futuristas como «Blade Runner 2049» y el remake de «Dune», ambas dirigidas por Denis Villeneuve. Además, Zimmer ha desarrollado sus propias texturas acústicas para «Batman Begins» y «El caballero oscuro», creando una especie de identidad sonora para Gotham City. Al compositor le fascinan los sonidos de las grandes ciudades. Son los que dan su carácter único a la vida urbana, la arquitectura y la naturaleza. Por lo que respecta a Zimmer, sonidos y tonos están estrechamente vinculados a las emociones y los recuerdos. Desde una edad muy temprana, según nos cuenta.

Consumo eléctrico 19,1-16,1 kWh/100 km (WLTP)
Autonomía eléctrica (WLTP) 493-590 km

«Cuando era niño solía esperar ansioso a que mis padres volvieran a casa. Conocía el sonido exacto del BMW de mi madre y del BMW de mi padre y podía distinguirlos entre sí. El sonido del coche al llegar siempre me daba seguridad, una sensación de confort, la tranquilidad de que todo estaba en orden. Papá y mamá estaban en casa. Era como una señal acústica de efecto balsámico que anunciaba la hora de irse a la cama. Solía subirme a una silla y asomarme a la ventana esperando oír exactamente ese tono».

Fue el comienzo de mi pasión por el sonido. Zimmer también aprendió muy pronto de sus padres a mirar hacia el futuro. «Mi padre era científico. Falleció en 1963, pero en 1962 hizo modificar todos los vehículos de su empresa, sobre todo los BMW, para que les pusieran catalizadores. Y es que ya entonces, por su condición de químico se dio cuenta de que teníamos que proteger el planeta. Así que crecí con una visión muy ecologista de la vida. En ese momento solo tenía cinco años». Décadas después, Zimmer se ha subido a la ola de la nueva movilidad eléctrica. Es un terreno que le apasiona. «Los coches eléctricos me parecen fascinantes. Sobre todo, cuando oigo en ellos nuestros tonos y sonidos. Nuestro sonido da una identidad a los vehículos. La escala musical solo tiene doce notas, y hemos usado tres de ellas para crear el sonido de BMW».

Tras la pista de la armonía

BMW IconicSounds Electric comenzó siendo un proyecto de colaboración entre BMW Group y el compositor Hans Zimmer, ganador de un Óscar de la Academia y varios premios Grammy, con el objetivo de desarrollar conceptos y un diseño sonoro revolucionario para la flota de vehículos eléctricos de BMW y, en última instancia, crear los sonidos del futuro. Las declaraciones del compositor dejan claro su entusiasmo por formar parte de este proyecto: «Por primera vez desde la Revolución Industrial tenemos la increíble oportunidad de rediseñar y redefinir los sonidos de nuestras ciudades. Y no hay ninguna limitación mecánica que nos imponga restricciones de ningún tipo. Se trata de crear algo que se convierta en una experiencia emocional». No es la primera vez que Zimmer crea sonidos de coches y otros vehículos para la base acústica de las películas, sonidos que parecen verosímiles pero que, de hecho, son puramente inventados, como el del Batmóvil, por ejemplo. Pero, ¿cómo se enfrentó a la tarea de evocar emociones en un vehículo destinado a circular por las calles en la vida real? «Como un músico. Y no hablo de saber acordes y solfeo o tocar un instrumento», recalca Zimmer. A lo que se refiere es a la esencia de la música: su carácter lúdico. «La música es un juego. Para hacer música hay que jugar con los sonidos. Si uno adopta algo del espíritu lúdico de los músicos, la vida se vuelve un poco mejor. Uno de los principios que me guiaron fue dotar a estos coches de unos sonidos bellos y lúdicos. Sonidos y ruidos que transmitieran al conductor una sensación agradable y reconfortante incluso en una mañana lluviosa y que dibujasen una sonrisa en su cara de camino al trabajo».

Los paisajes sonoros desarrollados para MyModes son un compendio de varias formas de sonido; algunas son más tradicionales, mientras que otras son creaciones totalmente nuevas. Como base, se utilizan instrumentos clásicos y voces humanas que luego se combinan con sonidos mecánicos y composiciones inusuales para crear diferentes tonos.
Renzo Vitale

Creative Director Sound BMW Group

Del lienzo en blanco a la aventura acústica

Durante el proceso creativo con el equipo de BMW, el objetivo de Zimmer y Vitale es utilizar los sonidos de BMW IconicSounds Electric para ofrecer a los ocupantes del vehículo un lienzo en blanco que puedan colorear con sus propias emociones. «El sonido de conducción de los vehículos eléctricos puros de BMW varía dentro del abanico acústico definido para cada modelo según el modo MyMode seleccionado. En total hay cinco modos que permiten crear una experiencia de usuario integral en el habitáculo, en sintonía con las preferencias personales del conductor. Cada modo MyMode se centra en distintas vertientes del carácter del vehículo. Eso es algo que también se puede reflejar en su sonido», explica Vitale. En el modo Personal – el ajuste predeterminado en el BMW iX, mientras que en el BMW i4 está preprogramado el modo Comfort – BMW IconicSounds Electric utiliza una secuencia sonora esférica y muchos componentes tonales para transmitir un ambiente acústico básico que expresa el carácter vanguardista e independiente del vehículo. La variante sonora que se escucha en el habitáculo cuando están seleccionados el modo Personal o el modo Comfort también forma la base del sonido que se escucha en el exterior a través del sistema de aviso acústico para peatones. El modo Sport contrasta con el sonido elegante y armonioso de los modos Personal o Comfort. En este caso se hace mucho más énfasis en la experiencia de conducción activa. El paisaje sonoro de este modo tiene una presencia acústica muy marcada y una modulación extremadamente dinámica. Esto proporciona al conductor unas señales acústicas inconfundibles sobre la potencia del motor y el estado de conducción actual.

Por otro lado, el sonido del MyMode Expressive se complementa con colores de neón de alto contraste y dibujos abstractos en el display curvo de BMW. Su tono básico es un violín. Al acelerar se superpone otra estructura de sonido más alta, con una armonía que cambia de forma escalonada a medida que aumenta la velocidad. El primer acorde completo se oye a 60 km/h, y el segundo acorde completo, a 120 km/h. Asimismo, el tono se mantiene igual a velocidad constante, mientras que el volumen disminuye notablemente para concentrar la atención en el funcionamiento silencioso de la propulsión. Esta experiencia acústica contrasta enormemente con la sencilla atmósfera interior que crea la banda sonora del MyMode Relax. Con esta opción activada, todo gira en torno al bienestar, la armonía y la relajación. En consonancia con los gráficos del displaycurvo de BMW, inspirados en costas, ríos y lagos, el resultado es una composición acústica melodiosa, suave y sutil que invita a un viaje tranquilo y relajado. «El paisaje sonoro alivia la tensión del conductor y le ayuda a olvidarse del estrés», señala Renzo Vitale para describir el concepto. El modo Efficient es el único en el que el telón de fondo acústico se suprime por completo. El conductor también tiene la opción de desactivar el sonido de conducción en los otros modos a través del menú iDrive correspondiente.

Iniciar un viaje acústico propio

«Después de todo, el propósito de un lienzo en blanco es dejar la puerta abierta a todo tipo de sorpresas», explica Zimmer. «No nos corresponde ni Renzo ni a mí decirle a nadie qué debe sentir mientras escucha y conduce. Queremos abrir una puerta y ofrecer a todo el mundo la posibilidad de embarcarse en su propio viaje acústico. Intentamos humanizar la tecnología del vehículo, humanizar la experiencia, humanizar el viaje. Ahora pensamos en el recorrido de A a B a través de nuestros oídos y creemos que también la experiencia de conducción de BMW debería transformarse en una aventura sonora».

Autor: Markus Löblein; Fotos: BMW; Vídeo: BMW