El coche blindado: este ingeniero lo destroza

8 min de lectura
BMW tiene 130 000 empleados. Uno de ellos se gana el pan bombardeando y reventando coches. Daniel Huber es ingeniero de vehículos de protección personal. Aquí nos ofrece su perspectiva única sobre esta profesión tan explosiva.

6 de noviembre de 2019

Daniel Huber es el responsable del blindaje de los vehículos de seguridad de BMW. Su oficina está en el centro de investigación e innovación (FIZ) del BMW Group en Múnich.

En una zona fuertemente protegida cerca de Múnich hay un BMW X5 Protection VR6 marrón. El vehículo ya muestra incontables señales de balazos: agujeros en la carrocería, roturas en las lunas… Alguien grita «¡atención!» y luego suena un pitido. Después se oyen tres disparos de rifle que cortan el aire. Vuelan esquirlas de vidrio. Un cartucho vacío rebota contra el suelo de hormigón. Del parabrisas sale una nube de polvo y, una vez disipada, suena la señal de cese de alarma: «¡seguridad!».

Daniel Huber se quita las orejeras de protección, sale del refugio de acero y se acerca al vehículo de seguridad en el que han impactado las balas. En su interior ya hay un empleado del Departamento de Armas de Fuego de Múnich inspeccionándolo en busca de esquirlas y restos de proyectiles. Después examina una lámina que había colocado tras el parabrisas.

-

El coche blindado, desde el escritorio hasta las prácticas con explosivos: acompaña a Daniel Huber en este vídeo
El tirador puede subirse a una grúa y disparar al coche blindado desde distintos ángulos para simular un ataque desde arriba.

«Esta lámina tiene la misma resistencia que la piel humana», explica Daniel Huber. Si la lámina mostrase daños ocasionados por esquirlas o partes de algún proyectil, significaría la existencia de un riesgo de lesiones o incluso muerte para los ocupantes del vehículo blindado. La lámina está intacta. «Vale», afirma Daniel Huber, satisfecho. El empleado del Departamento de Armas de Fuego pega tres adhesivos verdes en el exterior del parabrisas, donde han impactado las tres balas, para señalar que el blindaje del BMW X5 también ha superado esta prueba.

Daniel Huber trabaja en BMW como ingeniero de vehículos de seguridad o vehículos de protección especial, como se denominan también. Nació en Múnich y es el responsable de toda la función de protección del habitáculo de los pasajeros (y, por tanto, de su salud e integridad).

(a la izquierda) Una breve pausa durante las pruebas de disparos al vehículo de seguridad. El plexiglás protege de las esquirlas al funcionario que dispara. (a la derecha) El Departamento de Armas de Fuego de Múnich no solo certifica vehículos de seguridad, sino también armas y distintos tipos de munición.

«Los clientes que tienen un coche blindado están expuestos a los peligros habituales del tráfico rodado y también a amenazas especiales», afirma Daniel Huber. «Entre ellas se incluyen, específicamente, ataques con armas de fuego y explosivos. Proteger a nuestros clientes de estos riesgos es lo que hace que mi trabajo me motive tanto y sea un reto tan grande».

Tras aprobar la selectividad, Daniel Huber se planteó si debía meterse en la policía o seguir estudiando. Decidió estudiar ingeniería mecánica en la Universidad Técnica de Múnich. Elaboró su tesis de fin de grado en BMW, en el campo de los vehículos de seguridad y emergencias. «Así fue como descubrí que en la empresa en la que siempre había querido trabajar existía este campo tan alucinante», afirma Daniel, que ahora tiene 35 años. «Tras terminar el doctorado en la Universidad de las Fuerzas Armadas en Hamburgo, pude combinar mis dos intereses: la ingeniería y la seguridad».

Los clientes que tienen un coche blindado están expuestos a amenazas especiales que incluyen, específicamente, ataques con armas de fuego y explosivos.
Daniel Huber

ingeniero de vehículos de seguridad de BMW

1 / 10
BMW X5 Protection VR6 preparado para las pruebas de certificación como vehículo de protección personal. La plataforma está inclinada para facilitar los disparos desde arriba.
BMW X5 Protection VR6 preparado para las pruebas de certificación como vehículo de protección personal. La plataforma está inclinada para facilitar los disparos desde arriba.
El trabajador del Departamento de Armas de Fuego de Múnich marca con puntos azules los objetivos para la siguiente ronda de disparos en el BMW blindado.
El operario del Departamento de Armas de Fuego de Múnich, tras colocarse la protección, dispara con un rifle del mismo calibre que un Kalashnikov.
El puesto de tiro está montado sobre una carretilla elevadora, para que se pueda disparar a los vehículos blindados desde distintos ángulos.
Un proyectil impacta en el borde inferior del vidrio blindado del vehículo. Se levanta una nube de polvo.
El interior del vehículo de seguridad está cubierto con una lámina especial que permite detectar inmediatamente las balas.
Daniel Huber comprueba la lámina. No tiene daños, y esto significa que el blindaje del coche ha evitado que el proyectil y las esquirlas entren en el habitáculo de los pasajeros.
Se numeran todos los impactos de bala para la documentación oficial. La etiqueta del círculo verde identifica que se ha pasado la prueba: ni el proyectil ni las esquirlas han entrado en el coche blindado.
El SUV blindado recibe más de 300 disparos de los empleados del Departamento de Armas de Fuego de Múnich. Solo la certificación por impactos de proyectil tarda una semana, después viene la prueba de explosivos.
El arma de prueba para la certificación de protección ante disparos. Su calibre es como el de un AK-47, más conocido como Kalashnikov.

El nuevo vehículo de seguridad de BMW

Daniel Huber lleva trabajando en BMW desde 2011. Su última creación es el BMW X5 Protection VR6. «Vehicle Resistance 6» indica la clase de resistencia antibalas (el máximo es VR10). En el caso de BMW, dicha resistencia se somete a las pruebas del Departamento de Armas de Fuego de Múnich, dependiente de la Oficina de Pesos y Medidas de Baviera, que en caso de superarlas otorga una certificación de reconocimiento global. Los vehículos blindados con resistencia antibalas VR6 deben resistir los disparos de un rifle de asalto AK-47 (o Kalashnikov). Además, los vehículos de seguridad de BMW cuentan con protección ante explosiones.

Emisiones CO2 298 g/km (combinado)
Consumo 13,0 l/100 km (combinado)

En el periodo del desarrollo de un vehículo de seguridad de BMW, dos de los momentos más emocionantes para Daniel Huber son la certificación por parte del Departamento de Armas de Fuego y la prueba de explosivos final. «Cuando un proyectil o una esquirla entra en el vehículo durante los disparos, se denomina penetración», explica. Cualquier penetración supondría que el coche blindado que ha diseñado Huber no obtendría la certificación oficial.

Consciente de ello, Daniel Huber observa concentrado cómo el funcionario retoma sus disparos. Munición con núcleo de hierro con un calibre de 7,62 x 39 mm. El funcionario del Departamento de Armas de Fuego apunta sobre todo a los puntos débiles del BMW blindado: las juntas entre los componentes antibalas, como los marcos de las puertas o los bordes de las ventanas.

En esta ocasión, tres proyectiles impactan en torno a la cerradura de la puerta. Son los últimos de un total de 306 disparos. De nuevo, un funcionario inspecciona el interior y la lámina: sigue sin haber señales de perforación. Por tanto, el BMW X5 Protection VR6 ha obtenido la certificación oficial antibalas, pero Daniel Huber aún no puede celebrarlo. La semana siguiente tendrá que enfrentarse a la certificación antiexplosivos.

Un vistazo a través de la mirilla del Departamento de Armas de Fuego de Múnich, donde se prueban vehículos blindados.

Vidrio antibalas y demás: prueba de materiales en el campo de tiro

Daniel Huber ya probó los materiales empleados en el blindaje del habitáculo mucho antes de acribillar el vehículo. «Muchos proveedores ya certifican su vidrio o su acero antibalas de forma oficial», explica. «En BMW, sin embargo, nos orgullecemos de comprobar de nuevo nosotros mismos todos los materiales de nuestros vehículos blindados». Esto ocurre en el campo de tiro del Departamento de Armas de Fuego de Múnich, donde Daniel Huber tirotea paneles de acero blindado, vidrio antibalas o materiales de fibras como la aramida. Aquí, una vez más, el criterio clave es el de la penetración.

(a la izquierda) Una diana un poco diferente: prueba de vidrio antibalas en el Departamento de Armas de Fuego de Múnich. (a la derecha) Las fibras sintéticas como la aramida (más conocida por el nombre comercial Kevlar) se integran en el diseño del coche blindado para proteger de las esquirlas.

Durante las pruebas en la galería de tiro, se llama «al pan, pan y al vino, vino», afirma Huber, mientras sonríe y recuerda que un fabricante le ofreció un material supuestamente antibalas que se usaba en el espacio. «Con la munición de calibre medio, la plancha de prueba de 18 000 euros se hico añicos».

En el ámbito de los materiales hay «innovación continua», según Huber. Si, por ejemplo, se crea una nueva aleación de acero un milímetro más fina y que ofrezca el mismo efecto de protección, esto supone ocho kilos menos de peso por cada metro cuadrado. Además de la seguridad, la reducción del peso es el segundo objetivo más importante de las labores de desarrollo de Daniel Huber. Los vehículos de seguridad y protección personal deben ser lo más ligeros posible, entre otras cosas, para poder escapar de una situación de peligro a la mayor velocidad. BMW Driving Experience ofrece también formación especial para este tipo de maniobras.

Un proveedor nos ofreció un material supuestamente antibalas que se usaba en el espacio. Durante las pruebas de tiro, la plancha de prueba de 18 000 euros se hizo añicos.
Daniel Huber

ingeniero de vehículos de seguridad de BMW

-

Cinco datos sobre los vehículos de seguridad de BMW
  • ¿Cómo se llama el nuevo coche blindado de BMW?
    En la IAA 2019 se presentó el nuevo BMW X5 Protection VR6, sucesor de los BMW X5 Security y BMW X5 Security Plus.
  • ¿Cuánto pesa un vehículo de protección especial?
    El peso adicional depende del grado del blindaje del vehículo y el equipamiento. En la clase de protección VR6, el blindaje pesa unos 800 kg.

  • ¿Los vehículos de seguridad tienen un motor especial?
    No. Los vehículos blindados de BMW vienen equipados con los motores de producción más potentes. El BMW X5 Protection VR6 lleva el motor de 530 CV del BMW X5 M50i.

  • ¿Dónde se fabrican los vehículos de seguridad de BMW?
    El vehículo base del BMW X5 Protection VR6 se fabrica en la planta de BMW de Spartanburg (EE. UU.) (➜ Visita a Carolina del Sur). El reacondicionamiento como vehículo de protección especial se realiza en la fábrica de BMW en México.

  • ¿Cuánto cuesta un vehículo de seguridad de BMW?
    No es posible proporcionar información general. Los precios se facilitan previa petición.

La ligereza y la discreción son elementos del diseño del coche blindado

El chasis y los componentes electrónicos, como el control dinámico de estabilidad DSC, están adaptados al peso de los vehículos blindados de BMW, al igual que los componentes más importantes. Entre ellos se encuentran potentes motores para los elevalunas, ya que el vidrio antibalas de las ventanas es muy pesado. Como el peso total permitido de los coches de seguridad suele superar las 3,5 toneladas, en España haría falta disponer del permiso de conducción C1. Además, la experiencia de conducción es diferente y, según Huber, bastante impresionante: «con las planchas de protección integradas, apenas se escucha el ruido ambiente ni el derivado de la conducción, por lo que el motor suena con mucha mayor fuerza que en los coches normales».

Otro de los objetivos importantes a la hora de desarrollar un coche blindado es la discreción. «Los usuarios de vehículos blindados no deberían notar que van en uno, sino limitarse a disfrutar del trayecto como si fuera un coche normal», declara Daniel Huber. La mayoría de los clientes quieren incluso que la apariencia exterior sea lo más normal posible, por ejemplo los funcionarios de embajadas en países o regiones peligrosas. «Cuanto menos destaque un coche blindado, menos probable es de que se convierta en objetivo de un ataque», nos explica Huber. Esta táctica parece funcionar. BMW tiene 40 años de experiencia como fabricante de vehículos de protección personal, y Huber sabe de muy pocos atentados específicos.

1 / 7
Daniel Huber realiza las pruebas de materiales en la galería de tiro del Departamento de Armas de Fuego de Múnich: aquí tiene una plancha de acero de seguridad.
Daniel Huber realiza las pruebas de materiales en la galería de tiro del Departamento de Armas de Fuego de Múnich: aquí tiene una plancha de acero de seguridad.
Para poner a prueba los sistemas antibalas, un funcionario del Departamento realiza primero una prueba de la munición pesando la pólvora (nitrocelulosa).
Daniel Huber con el cartucho de prueba. A continuación, prueba la velocidad de la bala mediante un sensor fotoeléctrico de alto rendimiento. Si el proyectil es más lento de lo que establecen las especificaciones de la prueba de seguridad, se llenará un nuevo cartucho con un poco más de pólvora, y viceversa.
Galería de tiro del Departamento de Armas de Fuego de Múnich, de más de 40 m. En primer plano está el soporte de tiro amarillo, y detrás la barrera de luz. La distancia de disparo al material antibalas de prueba suele ser de 10 m.
Daniel Huber toma medidas. Sin embargo, los disparos al material de protección son competencia exclusiva del Departamento, para que todo se realice correctamente.
Daniel Huber observa la prueba de disparos al nuevo material, protegido de las esquirlas. ¿Cumplirá los requisitos para usarlo en un coche blindado?
Una perforación limpia. Esta muestra de acero no ha pasado la prueba y no podrá instalarse en vehículos blindados.

Las nuevas amenazas exigen nuevos conceptos de seguridad

Los principales clientes de Daniel Huber son agencias de seguridad de todo el mundo. El BMW X5 blindado se suele usar como vehículo de apoyo táctico para protección personal o cuando el terreno no permite el uso de una berlina blindada. Daniel Huber suele conversar con sus clientes, por ejemplo sobre las nuevas amenazas. Por ejemplo, los ataques con drones y explosivos han aumentado en los últimos años. Por eso, el BMW X5 Protection VR6 cuenta con un techo de protección opcional.

Disparar y reventar coches: suena como el trabajo de ensueño para un pirómano o un tarado de las armas. Pero Daniel Huber está lejos de ese perfil: en su vida privada no practica el tiro deportivo ni la caza. Lo que le interesa es el carácter global de su trabajo: «Al desarrollar vehículos normales, uno tiene un ámbito de responsabilidad claramente definido, habitualmente relacionado con un solo componente; en mi trabajo tengo que analizar el coche completo, de arriba abajo, desde el techo hasta la base, y desde la primera idea de estrategia hasta la última prueba».

Daniel Huber puede comprobar muchos de sus diseños de protección con simulaciones por ordenador. «Pero al final todos los diseños y todos los materiales se tienen que someter a pruebas reales», afirma el ingeniero doctorado.

¿Qué es un vehículo de protección?

Los vehículos de protección son coches u otros vehículos comerciales con un blindaje especial. Su objetivo es proteger a sus ocupantes o su carga de ataques externos, por ejemplo con explosivos o armas de fuego. Se utilizan materiales como acero blindado, vidrio antibalas o fibras como la aramida.

La prueba final para el coche blindado de BMW: el equivalente a 15 kg de TNT

Por último, pero igualmente importante, los vehículos blindados de BMW deben ponerse a prueba en el campo de explosivos, en la denominada prueba técnica de explosivos. A tal fin, se lanzan granadas de mano a la parte superior e inferior del coche, y finalmente se comprueban los impactos laterales. A cuatro metros del vehículo se detona una fuerza explosiva equivalente a 15 kg de TNT. En el interior del coche blindado hay colocados varios muñecos con sensores de presión que miden el impacto de las detonaciones en el cuerpo humano.

Las pruebas de explosivos del BMW X5 Protection VR6 tienen lugar unos cuantos días después de la certificación de los disparos. Pero ni siquiera el equipo de BMW.com puede verlas. Con toda discreción, Daniel Huber nos explica por qué: en ellas estará presente un cliente que no quiere que haya fotógrafos ni reporteros. Vemos que el trabajo del ingeniero no tiene nada de ordinario.

Pero sí que hay algo que os podemos decir: el BMW X5 Protection VR6 ha pasado la prueba de explosivos.

-

Seguridad a bordo: equipamiento destacado del BMW X5 Protection VR6
(a la izquierda) El panel de control del BMW X5 Protection VR6 con los interruptores del equipamiento de seguridad especial. (a la derecha) Luna lateral de vidrio antibalas de 30 mm.

Recuerdos del agente «Q». La lista de equipamientos de los vehículos de protección especial recuerda un poco a las películas de espías. El BMW X5 Protection VR6 cuenta con todo esto:

  • Lunas de vidrio blindado de hasta 30 mm de grosor, además de un blindaje de acero de más de 4 mm en todos los lados del habitáculo de los pasajeros.

  • En caso de asalto, el vehículo bloquea las puertas y ventanas y emite una alarma acústica y visual.

  • El sistema de intercomunicaciones mantiene el contacto entre los pasajeros y el mundo exterior sin abrir las puertas ni las ventanas.

  • Los neumáticos preparados para emergencias permiten continuar el trayecto de forma segura incluso tras perder la presión, a una velocidad de hasta 80 km/h.

  • Luz azul en la rejilla del radiador y como complemento para el techo.

Fotos: Andre Kirsch; Autor: Ingo Wilhelm; Vídeo: Monacoframe

PROTECTION VEHICLES.

Ready for the unexpectable.

Saber más