THE 8: la inteligencia artificial crea arte digital

7 min de lectura
¿Qué podría llegar a crear un algoritmo al que se le proporcionasen 50 000 imágenes de obras de 900 años de historia del arte y de arte contemporáneo? Nathan Shipley, tecnólogo creativo, y Gary Yeh, coleccionista y fundador de ArtDrunk, emplean la inteligencia artificial para poner esto en práctica y crear un nuevo capítulo en la historia común del arte, la innovación y BMW. En «The Ultimate Masterpiece», se proyecta una obra de arte digital sobre un lienzo extraordinario: el BMW Serie 8 Gran Coupé. Presentamos el making-of de esta iniciativa.

17 de mayo de 2021

Activar notificaciones push

Movilidad cargada de innovación, tendencias de futuro que emocionan y velocidades de infarto: Suscríbase a las notificaciones de nuevo contenido ahora.

Suscripción exitosa.

Suscripción fallida.

Si necesita ayuda, siga el enlace de soporte.

¿Cómo suena?

También puedes escuchar este artículo en Changing Lanes, el pódcast oficial de BMW. 

Además de hablar de este y de otros artículos, Changing Lanes, presentado por Nicki y Jonathan, te ofrece episodios nuevos cada semana con información exclusiva sobre tecnología, estilo de vida, diseño, coches y mucho más. 

Puedes encontrar Changing Lanes y suscribirte en la mayoría de plataformas de pódcast.

¿Un algoritmo puede replantearse el arte? El tecnólogo creativo estadounidense Nathan Shipley lleva mucho tiempo estudiando el innovador potencial de diseño de la tecnología de inteligencia artificial, y percibe la creatividad digital como el futuro de las nuevas formas de expresión. «La IA es un medio de expresión creativa emergente. Es un campo de juegos fascinante, en el que el arte se entreteje con los algoritmos y se convierte en una herramienta increíble para los artistas», afirma Shipley. Inspirado por el deseo de explorar nuevas tecnologías, inició un proyecto en el que un algoritmo de IA aprende diferentes estilos a partir de 900 años de historia del arte y genera piezas completamente nuevas sobre esta base.

«El procesamiento de grandes conjuntos de datos sobre obras históricas de forma paralela a piezas contemporáneas seleccionadas por Gary Yeh da como resultado combinaciones bellas y provocadoras. La proyección de las imágenes cambiantes sobre el coche, que se utiliza como lienzo, es una alusión directa a la historia de BMW a la hora de unir arte y tecnología».

En el vídeo: Descubre el trabajo de la IA sobre el BMW Serie 8 Gran Coupé.

-

BMW, arte: una relación dinámica

El puente entre las bellas artes y la tecnología está profundamente enraizado en los genes de BMW y representa un vínculo importante entre el pasado, el presente y el futuro. Un ejemplo innovador de cómo se pueden combinar de forma estética los automóviles y el arte son los BMW Art Cars, que reflejan el desarrollo cultural e histórico del arte, el diseño y la tecnología. Famosos artistas de todo el mundo han utilizado BMW contemporáneos para crear obras de arte desde 1975. Entre algunas de las piezas que se han presentado en la BMW Art Car Collection están obras de artistas de renombre como Alexander Calder, Frank Stella, Roy Lichtenstein, Andy Warhol, David Hockney, Jenny Holzer, Olafur Eliasson, Cao Fei, John Baldessari y Jeff Koons (➜ Leer más: Historia de los BMW Art Cars).

Inspirado en 900 años de historia del arte

«Desde hace 50 años, BMW ha respaldado el arte y la cultura a través de numerosas iniciativas, con el objetivo de interactuar con personas de todo el mundo de forma genuina», afirma Uwe Dreher, vicepresidente de marketing de BMW en América del Norte. «Seguiremos haciéndolo en 2021, y para ello buscamos formas nuevas y creativas de implicar al público. Vamos a pasar a un entorno virtual en el que combinaremos arte centenario, obras contemporáneas y los últimos avances en IA para crear algo totalmente novedoso y emocionante».

Hedwig Solis Weinstein, directora de Brand Cooperations Arts & Design, añade lo siguiente: «La creatividad y la colaboración entre disciplinas e individuos resultan esenciales para nuestros proyectos culturales. Para nosotros, era muy importante establecer un diálogo entre el experto en tecnología creativa especializado en IA Nathan Shipley y el coleccionista y fundador de ArtDrunk Gary Yeh para poder crear sinergias entre la tecnología y el arte histórico y actual y también para implicar a algún artista contemporáneo inspirador de otras de nuestras iniciativas, como Leelee Chan o Jamal Cyrus».

La base de la inspiración: 50 000 obras

Inspirado por Hugo McCloud

La inteligencia artificial, al igual que los seres humanos, también puede aprender: solo necesita un profesor y conocimientos. Esta es la tarea a la que se ha dedicado Nathan Shipley. «Entrenar una inteligencia artificial para que comprenda el arte no es muy distinto de hacerlo con humanos», explica el experto en arte. «Si quieres ser pintor, por ejemplo, vas a un museo, te fijas en los estilos que quieres que te sirvan de inspiración (ya sea el cubismo o el expresionismo) y los recreas en casa o en tu estudio. En este caso, el algoritmo detecta automáticamente los patrones y los elementos estilísticos que componen estos estilos particulares».

En lugar de brochas, pinturas o cinceles y martillos, la IA trabaja exclusivamente con datos. Muchísimos datos. Para dotarla del material necesario, Nathan Shipley ha creado un conjunto de datos con una selección de imágenes. «Hemos proporcionado a la IA más de 50 000 motivos de obras de arte de todas las épocas, que abarcan casi 900 años de historia del arte», desvela Nathan. En función de esto, la tecnología de IA genera obras de arte totalmente nuevas combinando y desarrollando lo que ha aprendido sobre el arte histórico.

Inspirado por Kyungah Ham

Sin embargo, el equipo de BMW quería ir más allá. Para hacer justicia a esta propuesta tan vanguardista, BMW recurrió al tándem formado por Nathan Shipley y Gary Yeh. Con la participación de Yeh, que seleccionó 50 obras de arte contemporáneo de artistas reconocidos y emergentes, la IA aprendió a combinar el conjunto de datos históricos con el arte conceptual. Según Yeh: «Lo fascinante es explorar constantemente lo que implica el arte para otras personas y aprender desde distintas perspectivas. Durante una época histórica en la que hemos estado inusualmente aislados, hemos aprovechado la oportunidad de seleccionar arte y trabajar con artistas de todo el mundo para ofrecer al público una experiencia artística real en formato digital. Ha sido especialmente emocionante poner a prueba los límites del arte y ver cómo la tecnología puede influir durante los próximos años y ahondar en las iniciativas culturales de BMW».

La simbiosis de automovilismo y arte también presentaba un desafío emocionante para Yeh: «Lo que enlaza arte y coche, como en el caso de los de la Serie 8 de BMW, es que ambos amplían los límites del statu quo. En el caso de los coches, existe esta necesidad de velocidad y nuevas tecnologías. Y en el del arte, la experimentación constante con los materiales y las formas de expresión. Los dos conceptos también tienen en común que valoran mucho la estética».

Inspirado por Jamal Cyrus

Con el estilo personal de Yeh aplicado a la hora de seleccionar las obras de arte, en el proyecto se han podido investigar cuestiones como: ¿qué ocurre cuando en un modelo se desplaza el énfasis de lo general a lo intencional y lo seleccionado? ¿Y qué pasa si en el aprendizaje de máquinas introducimos las obras de estos artistas para que cambien su forma de entender el arte? De esta manera, exploramos la forma en que los humanos pueden utilizar la inteligencia artificial como una herramienta tecnológica increíble para crear arte.

La inteligencia artificial crea a partir de patrones

Inspirado por Lee Bae

Pero ¿cómo se convierten las ideas innovadoras y la amplia experiencia recogidas en 50 000 piezas en una obra de arte? La selección atenta de Gary Yeh resultó esencial a este respecto. Nuestro experto en arte nos lo explica: «Aunque una obra de arte determinada puede ser muy impresionante, para mí, el arte cobra más valor cuando encuentro conexiones entre obras distintas y, más generalmente, entre distintos aspectos culturales. La selección ayuda a unir los puntos para mostrar el panorama general».

Es precisamente este panorama general lo que la IA compila a partir de los conjuntos de datos existentes, y después actúa como nuestro cerebro, según explica Nathan Shipley. «En el proyecto trabajamos con redes neuronales artificiales. Están diseñadas según la estructura del cerebro humano, que procesa la información a través de una red de neuronas. Por tanto, se modela un algoritmo que genera un resultado para cada entrada. Cada vez que se realiza un entrenamiento del modelo, se ajusta la ponderación y el algoritmo en sí de modo que la red ofrezca resultados aún más precisos y mejores. El procesamiento de la información categoriza los datos introducidos, los clasifica y crea un patrón a partir de ellos. Esto dota a la IA de un modelo amplio y multifacético que combina toda la información y las características del conocimiento del arte y los conjuntos de datos».

Inspirado por Leelee Chan

Sin embargo, ¿puede la inteligencia artificial adquirir un estilo propio que haga que cada artista de IA sea único? Eso también es posible, según afirma Nathan Shipley. «Influimos en el algoritmo y su estilo mediante la selección de parámetros, además de al elegir qué artistas alimentan la IA. Lo que incluimos y lo que excluimos afecta al desarrollo creativo de la IA. Porque el arte requiere cierta intención, y el sistema no aprende eso solo. Se limita a aprender patrones y generar nuevas obras».

Experiencia digital

Mezcla de todos los artistas contemporáneos seleccionados

Es imposible evitar quedar cautivado por el arte de la IA, en continua evolución, cuando se proyecta sobre el exclusivo lienzo que es el BMW Serie 8 Gran Coupé. Las influencias más determinantes del pasado han de combinarse con los planteamientos más vanguardistas. Y, de momento, nos queda un pequeño sueño pendiente: «Al principio del todo, imaginamos un BMW Serie 8 Gran Coupé como este, con el arte de la IA en constante evolución proyectado sobre su superficie, cual dibujo digital, recorriendo las calles de una ciudad por la noche. Nos gustaría desarrollar alguna solución técnica para conseguirlo. La atracción de lo extraordinario es lo que nos impulsa, usar la tecnología para crear imágenes sensacionales».

Esto nos plantea la pregunta crucial: ¿podrá la IA alguna vez resucitar a artistas como Picasso?

Wallpaper: siempre entra por el ojo

-

Con nuestro wallpaper de «The Ultimate Masterpiece», podrás ver las obras de arte de IA en el momento que quieras.
No solo te ofrecemos el wallpaper para el móvil, sino que también puedes descargártelo para tableta y ordenador.

Descargue la versión de escritorio aquí.

Escritorio 1 (Descargar aquí)

Escritorio 2 (Descargar aquí)

Escritorio 3 (Descargar aquí)

Escritorio 4 (Descargar aquí)

Escritorio 5 (Descargar aquí)

Escritorio 6 (Descargar aquí)

Escritorio 7 (Descargar aquí)

Escritorio 8 (Descargar aquí)

Das Handy-Format können Sie hier downloaden:

Móvil 1 (Descargar aquí)

Móvil 2 (Descargar aquí)

Móvil 3 (Descargar aquí)

Móvil 4 (Descargar aquí)

Móvil 5 (Descargar aquí)

Móvil 6 (Descargar aquí)

Móvil 7 (Descargar aquí)