Sostenibilidad en cada coche que produce BMW

6 min de lectura
«En BMW, sostenibilidad por encima de todo», este es el lema de la marca, que centra sus esfuerzos en la conservación de recursos. Te ofrecemos una visión general y holística de las medidas emprendidas por BMW: desde la reducción de las emisiones de CO2 y el reciclaje hasta la expansión del coche de hidrógeno, pasando por el cultivo de cacahuetes.

14 de mayo de 2021

Activar notificaciones push

Movilidad cargada de innovación, tendencias de futuro que emocionan y velocidades de infarto: Suscríbase a las notificaciones de nuevo contenido ahora.

Suscripción exitosa.

Suscripción fallida.

Si necesita ayuda, siga el enlace de soporte.

¿Cómo suena?

También puedes escuchar este artículo en Changing Lanes, el pódcast oficial de BMW. 

Además de hablar de este y de otros artículos, Changing Lanes, presentado por Nicki y Jonathan, te ofrece episodios nuevos cada semana con información exclusiva sobre tecnología, estilo de vida, diseño, coches y mucho más. 

Puedes encontrar Changing Lanes y suscribirte en la mayoría de plataformas de pódcast.

Elevamos la sostenibilidad a un nivel totalmente nuevo.
Oliver Zipse

presidente del consejo de administración de BMW AG

BMW queda retratada en esta afirmación del presidente de su consejo de administración, una afirmación que sirve también como un sólido cimiento. La empresa no ha dejado de elevar el listón en términos de sostenibilidad durante las últimas décadas. En la actualidad, estos esfuerzos se centran en la reducción de emisiones de CO2 y el aumento de la eficiencia de los recursos.

BMW se muestra activa en numerosos ámbitos. Zipse subraya que BMW piensa y actúa de un modo holístico, y eso es porque «esta intención se deja ver en todos los departamentos: desde la administración y las adquisiciones hasta el desarrollo y la producción, pasando por las ventas», afirma el presidente del consejo de administración de BMW. Este principio de mejora continua es una verdadera directriz.

Diseñar el futuro de la movilidad con objetivos claros

El grupo ha analizado las tendencias de movilidad, ha establecido sus objetivos con transparencia y los ha comunicado con claridad para el periodo hasta 2030. Entre ellos se incluyen:

  • La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero sobre la base de planes de ahorro de emisiones de CO2 con fundamento científico.
  • La introducción en el mercado de siete millones de coches ecológicos.
  • La fabricación del coche ecológico supone que la emisión de CO2 por cada vehículo debe reducirse al menos en un tercio a lo largo de toda su vida útil.
  • Las emisiones de CO2 en las instalaciones de producción de la empresa se deben reducir un 80 por ciento en todo el mundo.
  • El establecimiento del objetivo de la economía circular en cuanto al consumo de recursos.
  • La formulación del objetivo específico de que BMW cuente con la cadena de suministro más sostenible del sector.

Estos objetivos corporativos incluyen también el de que BMW demuestre sus avances en sostenibilidad y la implementación de sus ambiciosos objetivos de manera transparente en un informe integrado. «La revisión independiente de nuestras actividades en cuanto a sostenibilidad es más completa que nunca. Porque la transparencia es el germen de la credibilidad», explica Zipse. Y el Dr. Nicolas Peter, miembro del consejo de administración de BMW, añade algo más: «En nuestros informes, las cifras claves en cuanto a nuestras acciones sostenibles están al mismo nivel que las cifras claves en términos financieros».

La movilidad eléctrica como base

Una parte importante de la estrategia de sostenibilidad es la expansión de la gama de coches eléctricos (➜ Leer más: 10 años de BMW i). Y es que, a mayor número de coches sostenibles, mayor será la reducción de la contaminación con CO2. A partir de 2023, el BMW Group tendrá ya unos doce modelos totalmente eléctricos en el mercado (➜ Leer más: Comparativa de eléctricos). «Estamos esforzándonos en ampliar nuestra gama de productos totalmente eléctricos y en no quedarnos en un nicho en particular», afirma Zipse. Aquí se incluyen también los coches que funcionan con tecnología de hidrógeno o celdas de combustible (➜ Leer más: Coches de hidrógeno: todo lo que debes saber). Pronto se presentará una pequeña serie del BMW i Hydrogen NEXT, un BMW ecológico.

En esta estrategia empresarial, no solo los automóviles fabricados por BMW deben ser eléctricos, sino también aquellos que se utilicen en su producción. En la planta de BMW en Landshut se utilizan más de 500 vehículos eléctricos para labores logísticas, de producción y de transporte: desde máquinas pulidoras o de arrastre hasta elevadoras o incluso camiones.

El coche más ecológico del mundo será un BMW, y la empresa más audaz será el BMW Group.
Oliver Zipse

presidente del consejo de administración de BMW AG

Productos ecológicos: sostenibles para la naturaleza y la humanidad

Siempre pensando en la naturaleza, pero también en el bienestar de la gente: así es como entiende BMW la sostenibilidad. Por eso atribuye una gran importancia al hecho de que las materias primas para la producción se extraigan de forma medioambientalmente sostenible, pero también socialmente aceptable, ética y responsable (➜ Leer más: Materiales sostenibles en BMW). Las prioridades de adquisición se pueden resumir en estas: cumplimiento con las normativas medioambientales y sociales y los derechos humanos, protección de recursos naturales y reducción de las emisiones de CO2 en la cadena de suministro.

Esta cadena no comienza con la producción en las plantas del BMW Group, sino con la extracción de las materias primas. La marca demuestra su conciencia medioambiental y se ha comprometido a garantizar que dicha extracción se realice en un contexto óptimo en términos medioambientales, sociales y de gestión. Un ejemplo de esta realidad es la obtención del cobalto, que resulta enormemente importante para la producción de baterías. BMW ha iniciado la campaña intersectorial «Cobalt for Development». Se trata de una iniciativa de compromiso con la extracción responsable en la República Democrática del Congo, que incluye la gestión de las explotaciones mineras y el cumplimiento de la legislación, los derechos humanos, los principios de salud y seguridad y la gestión medioambiental. Gracias a su participación en ResponsibleSteel, BMW también se compromete con las normas de sostenibilidad, que incluyen estándares medioambientales y sociales a lo largo de la cadena de valor, empezando por la propia mina.

Energía verde, S.A.: sostenibilidad en toda la cadena de suministro

Pasemos del cobalto a la energía. BMW quiere usar solo materiales en cuya producción se haya empleado energía procedente de fuentes renovables, para crear una cadena de suministro totalmente sostenible. Dado que en la producción de aluminio se produce un consumo de energía muy intensivo, el uso de fuentes renovables tiene un enorme potencial de reducción de las emisiones de CO2. Por ejemplo, el aluminio producido con energía solar cubre casi la mitad del material necesario anualmente en la fundición de metales ligeros de la planta de Landshut.

En la producción de los modelos eléctricos BMW iX y BMW i4 (➜ Leer más: Todo sobre la recarga del coche eléctrico), BMW recurre a la energía verde generada regionalmente en las plantas de energía hidráulica de Dingolfing y Múnich. En la planta de Leipzig, la energía eólica contribuye a satisfacer la demanda eléctrica, y en la de San Luis Potosí, en México, las instalaciones fotovoltaicas contribuyen a alimentar los sistemas necesarios para la producción. «En el futuro, operaremos exclusivamente con métodos neutros para el clima en todas nuestras plantas y ubicaciones», explica Zipse.

Reciclaje: no se puede perder nada

La clave aquí es cerrar el ciclo de los materiales. El reciclaje, por descontado, es parte también del plan de conservación de recursos. BMW se ha fijado el objetivo de establecer un ciclo de materiales cerrado y sostenible para la pila de combustible y las celdas de batería (➜ Leer más: El ciclo de vida de la batería del coche eléctrico). Por ejemplo, la producción de celdas de baterías de iones de litio debería producirse en un futuro en una cadena de valor lo más cerrada posible: desde la selección de materiales ecológicos y el ensamblaje de la propia celda hasta la producción y el reciclaje.

Otro material, pero el mismo procedimiento: en el caso del acero, BMW apuesta también por el reciclaje. Todos los residuos de acero que se generan en la fábrica, por ejemplo al troquelar las puertas, se reutilizan en un ciclo directo para el material o se devuelven a los productores del acero para que los procesen y creen nuevas materias primas. Además, BMW está colaborando con sus socios para establecer procesos de producción de acero sin emisiones de CO2 (acero verde). Gracias a todo esto, en 2030, las emisiones de CO2 de la cadena de suministro de acero del BMW Group deberían ser en torno a dos millones de toneladas menores que el nivel actual.

Desarrollo sostenible: BMW también se atreve con los cacahuetes

Los grandes proyectos empiezan por pequeños pasos, y un ejemplo de esto es el cultivo de cacahuetes en el centro de baterías BMW Brilliance Automotive (BBA) en China. ¿Qué tienen que ver los cacahuetes con la sostenibilidad de un fabricante de coches? Los trabajadores locales utilizan los espacios abiertos en torno a la fábrica y aprovechan las condiciones climáticas idóneas para cultivar este fruto seco. Los beneficios derivados de su cosecha se utilizan en proyectos sociales de fomento de las infraestructuras. La sostenibilidad (➜ Leer más: Revalorizar lo viejo: las mejores ideas de upcycling) empieza con gestos pequeños.

BMW también ha incluido firmemente en su estrategia la sostenibilidad ecológica y social. La empresa ofrece continuamente a sus clientes productos medioambientalmente sostenibles con el firme objetivo de conseguir una producción sostenible y con emisiones cero de CO2. Desde el establecimiento de requisitos claros para los proveedores hasta la generación interna de energías renovables, desde el mantenimiento de altos estándares sociales hasta la promoción de proyectos de infraestructuras, desde la fabricación de automóviles hasta el cultivo de cacahuetes: BMW vive la sostenibilidad integral.

Fotos: BMW; Autor: Nils Arnold; Ilustraciónes: Carolin Wabra

SOSTENIBILIDAD EN BMW

Saber más