BMW

Descubre los modelos, productos y servicios de BMW:

El inicio de la era eléctricaEl inicio de la era eléctrica

El inicio de la era eléctrica

7 min de lectura
La historia del BMW 1602 Electric lleva un mensaje inspirador a través del tiempo: los grandes cambios comienzan con un pequeño paso. Este verano, el icónico vehículo celebra su 50 aniversario en el European Championships Munich 2022 y marca el primer paso del BMW Group en el mundo de la movilidad eléctrica. Aprovechamos la ocasión para hacer un viaje en el tiempo con David Carp, del BMW Group Design, y seguir desde el principio los pasos que ha dado el BMW Group hacia la movilidad eléctrica.

10 de agosto de 2022

Activar notificaciones push

Movilidad cargada de innovación, tendencias de futuro que emocionan y velocidades de infarto: Suscríbase a las notificaciones de nuevo contenido ahora.

Suscripción exitosa.

Suscripción fallida. Si necesita ayuda, siga el enlace de soporte.

Como socio premium oficial del European Championships Munich 2022, el BMW Group y sus marcas BMW, MINI y BMW Motorrad están aprovechando al máximo la ventaja de jugar en casa y ofrecen una amplia flota de lanzaderas eléctricas. Esto no solo demuestra su compromiso con la organización de un evento multideportivo de primera categoría, sino también su deseo de compartir valores como la sostenibilidad y la innovación. De acuerdo con el eslogan «driven by your cheers», la alineación de salida de BMW Group para este importante evento deportivo incluye algunos de los coches eléctricos más extraordinarios de BMW. Entre ellos, el BMW iX, el BMW iX1 y el BMW i4, que podrían eclipsar a otro miembro especial de este equipo de estrellas: el BMW 1602 Electric. Para conocer a esta joya oculta, retrocedamos en el tiempo.

BMW 1602 Electric Juegos Olímpicos 1972 primer eléctrico del BMW Group 50 años de e-movilidad BMW 1602 Electric Juegos Olímpicos 1972 primer eléctrico del BMW Group 50 años de e-movilidad

Viaje en la máquina del tiempo

Los años sesenta pueden considerarse como la época de las estrellas emergentes del pop (desde The Beatles y el resurgimiento del folk hasta la espléndida poesía de Bob Dylan) o como la década de las tendencias políticas y los movimientos sociales más complejos en todo el mundo. En esta época apasionante, mientras se producían cambios en todos los rincones del planeta, surgió otra cuestión que sigue siendo uno de nuestros mayores retos: durante los años 60, la contaminación de las zonas urbanas comenzó a considerarse como un problema cada vez mayor. En los EE. UU., especialmente en California, se tomó la decisión de controlar las emisiones. La misma decisión se tomó en Europa, lo que llevó al desarrollo de fuentes de combustible alternativas.

A mediados de los 60 se puso de moda investigar sobre coches con batería eléctrica. Una de las razones era la posibilidad de que EE. UU. introdujera en breve una legislación muy estricta para reducir las emisiones de los vehículos.
David Carp

 BMW Group Design

Buena parte de esta labor fue realizada por organismos estatales o consorcios de investigación a los que se unieron muchos fabricantes automovilísticos que tenían su propia línea de investigación, como el BMW Group, que se centró en los motores regenerativos y en el desarrollo de la movilidad eléctrica.

La búsqueda del elemento eléctrico

En 1969, el BMW Group comenzó a construir dos vehículos experimentales con el fin de investigar la adaptación de una unidad eléctrica para la vida diaria. El BMW Serie 02 (➜ Leer más: BMW 2002: en busca del coche clásico perfecto), un modelo de gran éxito en la época, se utilizó como base de este vehículo experimental.

Personalmente, creo que el BMW Group quería demostrar que su trabajo en este campo podía llegar teóricamente a la carretera con un coche ya probado, un coche de éxito al que todos podían reconocer fácilmente como un BMW.
David Carp

BMW Group Design

Durante este periodo, otras compañías automovilísticas presentaron prototipos de coches eléctricos con un diseño especial, la mayoría para dar a conocer su trabajo en este campo. Pero la pregunta de por qué se eligió este coche en particular podría llevarnos a los objetivos que el BMW Group tiene hoy en materia de movilidad individual sostenible.

Creo que la estrategia del BMW Group era clara: demostrar que un coche eléctrico no tenía por qué ser diferente solo porque su tecnología fuera diferente.
David Carp

BMW Group Design

Como fuente de energía, BMW se decidió por las baterías de plomo-ácido de VARTA, que se utilizaron en todos los vehículos. Las 12 baterías estándar de 12 voltios, colocadas sobre el chasis del compartimento del motor, alimentaban un motor eléctrico de 85 kilogramo. La caja de cambios manual se sustituyó por un motor Bosch de corriente continua con una potencia máxima de 32 kilovatios que se transmitía a las ruedas traseras a través del engranaje intermedio y un eje de transmisión. Un ventilador radial de 140 vatios controlado por termostato se encargaba de la refrigeración. El pack de baterías pesaba nada menos que 350 kg, aunque podía desmontarse como una sola unidad y sustituirse por un pack recién cargado. El BMW 1602 Electric aceleraba de 0 a 50 km/h en ocho segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 100 km/h. Tenía una autonomía de hasta 60 kilómetros a una velocidad constante de 50 km/h. Había nacido el primer BMW eléctrico, listo para presentarse ante el mundo.

Los Juegos Olímpicos de verano de 1972: el momento y el lugar adecuados

BMW 1602 Electric Juegos Olímpicos 1972 primer eléctrico del BMW Group 50 años de e-movilidad BMW 1602 Electric Juegos Olímpicos 1972 primer eléctrico del BMW Group 50 años de e-movilidad

Tres años después de que el BMW Group comenzara la investigación, se celebraron en Múnich los Juegos Olímpicos de 1972. Tuvieron lugar junto a la nueva sede central del BMW Group que se había terminado de construir ese mismo año: un impresionante y refrescante emblema para la ciudad bávara que simbolizaba el alma moderna del BMW Group (➜ Leer más: 4 cilindros, 5 décadas de modernidad). El hecho de que los Juegos Olímpicos se celebraran junto a las instalaciones de BMW fue una gran oportunidad para que el BMW Group mostrara lo que estaba haciendo, sobre todo porque en aquel momento el movimiento medioambiental era muy importante para mucha gente.

En muchos aspectos, era una época muy similar a la actual, con un interés cada vez mayor por los temas medioambientales. La conservación del medioambiente jugaba un papel muy importante en las estrategias de comunicación corporativas.
David Carp

BMW Group Design

Hora de brillar para la estrella roja y su tímido hermano naranja

Entre otros coches icónicos, como el BMW Turbo, que se presentó al mismo tiempo, en la línea de salida de BMW Group había dos vehículos de prueba con motor eléctrico. Los modelos BMW 1602 reconvertidos sirvieron de medio de transporte para los miembros del comité organizador y también se utilizaron como vehículos de apoyo y filmación en varias pruebas de larga distancia, de manera que los atletas que los seguían podían respirar aire limpio sin emisiones. A diferencia del diseño futurista rojo rubí del BMW Turbo, que atrajo las miradas de todo el mundo, el BMW 1602 Electric tenía todo el aspecto de un turismo normal. Sin embargo, gracias a las comunicaciones oficiales, todo el mundo conocía el elemento realmente especial de este BMW de color naranja brillante de aspecto normal: el motor eléctrico que ocultaba en su interior.

Tenías que ser un experto para encontrar las diferencias, probablemente más visibles en los instrumentos del salpicadero. Estoy seguro de que nadie se habría fijado en él si no hubiera sido por la estrategia de comunicación.
David Carp

BMW Group Design

BMW 1602 Electric BMW TurboBMW 1602 Electric BMW Turbo

Una breve carrera para cumplir una importante misión

El BMW 1602 Electric se consideró más como un primer intento de desarrollo que como una solución viable. No cabe duda de que las baterías de plomo-ácido de 350 kilogramos de peso y una autonomía de 60 kilómetros no eran ideales para la producción en serie. Por ello, BMW presentó varios proyectos de investigación y desarrollo con el objetivo de llevar a la carretera una tecnología mejorada y, sobre todo, más eficiente para los motores eléctricos. Esto marcó el comienzo de una nueva era en BMW, inaugurada por el icónico BMW 1602 Electric naranja, que ahora se considera un hito en los 50 años de movilidad eléctrica del BMW Group.

El relevo: del BMW LS Electric al BMW i3

Desde finales de 1975 hasta 1992, el BMW Group realizó numerosas investigaciones y series de pruebas: desde un vehículo experimental basado en la plataforma del BMW LS hasta el proyecto de «coche eléctrico con una batería de alta energía», que aportó una valiosa experiencia en el uso de sistemas de almacenamiento de energía de sodio-azufre. Tras los prometedores resultados de los proyectos de investigación, el BMW Group comenzó a desarrollar un coche totalmente eléctrico centrándose en vehículos de autonomía limitada diseñados para la conducción urbana. La primera solución creada a este efecto se presentó en el Salón del Automóvil de Fráncfort (IAA) de 1991: el BMW E1 (➜ Leer más: Prototipos de BMW que hay que conocer), un «coche urbano» de propulsión eléctrica para ciudades y aglomeraciones urbanas.

Gracias a las investigaciones y la experiencia que el BMW Group estaba acumulando, los motores eléctricos cobraron cada vez mayor importancia. Sin embargo, como las baterías no eran tan potentes como las actuales, lo normal era combinar los motores eléctricos con motores de combustión interna. Como resultado, el BMW Group presentó los primeros vehículos híbridos de producción en serie en 2009: el sedán de lujo BMW ActiveHybrid 7 y el BMW ActiveHybrid X6 SAC hicieron su aparición en el Salón del Automóvil de Fráncfort (IAA) de 2009. Casi un año más tarde, a comienzos de 2010, el BMW Group dio un nuevo impulso a sus actividades de investigación y desarrollo presentando el BMW Concept ActiveE. El objetivo general de crear un «Megacity Vehicle» (MCV) llevó al lanzamiento del BMW i3.

BMW i: ha nacido una estrella eléctrica

El 21 de febrero de 2011, la marca BMW i se presentó bajo el lema «Born electric». El BMW i (➜ Leer más: 10 años de BMW i: historia del éxito de una visión) representa un enfoque holístico e innovador que todavía hoy sigue redefiniendo la movilidad sostenible mediante la combinación de motores eléctricos, tecnologías y materiales innovadores que crean conceptos revolucionarios para el futuro. El objetivo: un nuevo concepto de «premium» cuya principal característica es la sostenibilidad en toda la cadena de valor. El primer modelo de la submarca fue el BMW i3, el primer vehículo del mundo fabricado en serie que tenía un habitáculo de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP). Como resultado, su peso en vacío estaba dentro del rango de un coche pequeño normal a pesar del pack de baterías. La producción en serie del BMW i3 terminó a finales de este verano, unos ocho años y medio después de su presentación. Sin embargo, sigue sirviendo como fuente de inspiración para muchos de los coches eléctricos de BMW (➜ Leer más: Goodbye, BMW i3: este amor es para siempre).

El BMW i3 fue seguido en 2014 por el BMW i8 en versión coupé y, a partir de 2018, en versión descapotable. El BMW i8 se basaba en el estudio del prototipo BMW Vision EfficientDynamics y, con su motor híbrido enchufable, combinaba el rendimiento de un deportivo con el consumo y las emisiones de un coche pequeño. En 2019, el BMW Group presentó el BMW i Hydrogen NEXT, demostrando que también había hecho progresos en las tecnologías de pila de hidrógeno. Dos años más tarde, el BMW iX5 Hydrogen tuvo su primera experiencia de conducción en el Salón del Automóvil de Fráncfort (IAA) de 2021 (➜ Leer más: How can we RE: IMAGINE TODAY?).

Sostenibilidad a largo plazo a través de la circularidad

Las visiones del BMW Group crecen al paso de los cambios a los que el mundo se enfrentará en el futuro. En este sentido, la sostenibilidad abarca todo el proceso de fabricación. El BMW i Vision Circular fue uno de los cinco prototipos que utilizó el BMW Group para presentar su concepto de la movilidad individual urbana en el IAA Mobility 2021. Diseñado según los principios de la economía circular (➜ Leer más: Énfasis en la economía circular: sostenibilidad en 2040), el BMW i Vision Circular permite vislumbrar cómo podría ser el futuro circular lejano en el BMW Group: un vehículo totalmente eléctrico centrado en la sostenibilidad y el lujo para el año 2040.

BMW i4 European Championships Munich 2022BMW i4 European Championships Munich 2022
Consumo eléctrico: 19,1-16,1 kWh/100km (WLTP)
Autonomía eléctrica: 491-590 km (WLTP)
     

Los favoritos del BMW Group se encuentran con el abuelo

Con su tecnología motriz totalmente eléctrica perfectamente integrada, el BMW i4 (➜ Leer más: Born electric), el BMW iX1 y el BMW iX están a plena carga para el European Championships Munich 2022 y son los favoritos del equipo eléctrico del BMW Group. Como primer participante en la carrera, es posible que el BMW 1602 Electric, con su humilde atractivo, no fuera el más rápido ni el más ligero, pero cumplió su objetivo y sirvió como fuente de inspiración a toda una nueva generación de coches eléctricos: la movilidad individual sostenible es posible.

Creo que el BMW 1602 Electric es importante en la historia de los coches eléctricos no solo porque fue el primero presentado por el BMW Group, sino también porque es uno de los pocos prototipos eléctricos de la época que solo intentaba ser un turismo convencional y no un estudio de diseño futurista que nadie podía tomarse en serio.
David Carp

BMW Group Design

Volviendo la vista atrás a los últimos 50 años, todavía se ve con más claridad lo importante que fue este paso. La ambiciosa meta de un futuro de movilidad individual sostenible requiere muchos más pasos, pero lo más importante es seguir corriendo.

BMW iX1 European Championships Munich 2022BMW iX1 European Championships Munich 2022
Consumo eléctrico: 18,4-17,3 kWh/100km (WLTP)
Autonomía eléctrica: 413-438 km (WLTP)
(Todas las cifras son valores preliminaries)    

¿Cuál es la historia del BMW 1602 Electric?

Tres años después de que el BMW Group comenzara la investigación y desarrollo del primer coche eléctrico, se celebraron los Juegos Olímpicos de 1972 en Múnich. Los modelos BMW 1602 reconvertidos sirvieron de medio de transporte para los miembros del comité organizador y fueron presentados oficialmente como el primer BMW eléctrico.

Autor: BMW; Art: Verena Aichinger; Fotos: BMW AG/Gudrun Muschalla, Attenberger/BMW Archiv, Wedo Press, BMW AG, Centro de Documentación Histórica del Grupo BMW, Niclas Schönwälder

THE iX1THE iX1

THE iX1

Saber más