10 años de BMW i: historia del éxito de una visión

6 min de lectura
Todo empezó con una idea: replantearse la movilidad individual de forma global y sostenible, llevarla a un nuevo nivel. Con la marca BMW i, el BMW Group se adelantó a su época en 2011 en términos de tecnología, diseño y respeto al medio ambiente. Fueron pioneros en movilidad sostenible. Con ocasión del aniversario, vamos a repasar este éxito tan especial en la historia de BMW.

21 de febrero de 2021

Activar notificaciones push

Movilidad cargada de innovación, tendencias de futuro que emocionan y velocidades de infarto: Suscríbase a las notificaciones de nuevo contenido ahora.

Suscripción exitosa.

Suscripción fallida.

Si necesita ayuda, siga el enlace de soporte.

Con BMW i comienza una nueva era en la movilidad individual.
Ian Robertson

Responsable de marketing y distribución del BMW Group en 2011

El 21 de febrero de 2011 nacía la nueva marca BMW i con el lema «Born electric» (eléctrico de nacimiento), un hito que se celebró con proyecciones en vídeo y espectáculos de luz sobre las fachadas del rascacielos BMW, el BMW Welt y el BMW Museum en Múnich. Sin embargo, el tema de la movilidad eléctrica ya había sido abordado por la marca incluso antes: en 2008, el BMW Group lanzó el «Project i» y en 2009 oteó el futuro del automovilismo con el estudio BMW Vision EfficientDynamics.

BMW i COMO PROPUESTA HOLÍSTICA

Pasemos del futuro al pasado reciente. Hasta hace diez años, la «i» que aparecía en modelos de BMW quería decir «inyección», en referencia a la recnología empleada en motores de gasolina. En la actualidad, la letra «i» de BMW i se asocia principalmente con el futuro de la movilidad. BMW i supone un enfoque holístico de cara a la interpretación de los desplazamientos sotenibles del día de mañana. En una propuesta de este tipo se replantean todos los términos que definen la movilidad: motores eléctricos (➜ Leer más: Comparativa de eléctricos), una producción con unas emisiones mínimas de CO2 y un consumo de agua un 70 % más reducido, electricidad totalmente sostenible durante la producción, carga conveniente para el cliente en casa o sobre la marcha, materias primas innovadoras, renovables y recicladas, coches ligeros construidos con fibra de carbono o servicios digitales innovadores.

BMW i es nuestra incubadora para una movilidad visionaria.
Pieter Nota

Miembro de la junta directiva del BMW Group

ESTUDIOS CONCEPTUALES DE BMW i

-

© BMW
1 / 11
BMW Vision EfficientDynamics (2009)
© BMW
2 / 11
BMW i3 Concept (2011)
© BMW
3 / 11
BMW i8 Concept (2011)
© BMW
4 / 11
BMW i3 Concept Coupé (2012)
© BMW
5 / 11
BMW i8 Concept Spyder (2012)
© BMW
6 / 11
BMW i Vision Future Interaction (2016)
© BMW
7 / 11
BMW i Vision Dynamics (2017)
© BMW
8 / 11
BMW Concept iX3 (2018)
© BMW
9 / 11
BMW Vision iNEXT (2018)
© BMW
10 / 11
BMW i Hydrogen Next (2019)
© BMW
11 / 11
BMW i4 Concept (2020)

En 2011, BMW presentó en la IAA (Convención Internacional del Motor) el «Megacity Vehicle», el diseño conceptual del BMW i3, a partir del cual se desarrollaría el propio modelo dos años después. Fue el resultado del esfuerzo de BMW por desarrollar un vehículo eléctrico respetuoso con el medio ambiente, pensado para el tráfico urbano y tan ligero como un coche convencional. A partir de 2013, los primeros BMW i empezaron a recorrer las calles, y a llamar la atención: tenían un diseño nunca visto, con un chasis de aluminio y un habitáculo hecho de CFRP, polímero reforzado con fibra de carbono, un material resistente pero muy ligero (➜ Leer más: Alta tecnología: fibra de carbono en el coche).

Emisiones CO2 0 g/km (combinado)
Consumo 0 l/100 km (combinado)
Consumo de energía 14,6–13,1 kWh/100 km (combinado)

Esta estructura LifeDrive le viene como anillo al dedo a los sistemas alternativos de propulsión, gracias a la reducción del peso y al aumento de las dinámicas de conducción eléctrica. El puro placer de conducir característico de la marca BMW no se ve obstaculizado en la movilidad eléctrica. El BMW i3 sigue impresionando hoy tanto como el día en que se presentó gracias a la potencia del motor eléctrico y su aceleración, que sigue sorprendiendo cuando se abren los semáforos. (➜ Leer más: De 0 a 100 en 9 minutos). La batería de alta tensión garantiza una autonomía de hasta 359 kilómetros (NEFZ) y un inmenso placer al volante (➜ Leer mas: Desmontamos 10 mitos sobre los coches eléctricos).

SOSTENIBILIDAD EN CADA FIBRA

La elección de materiales sostenibles también es un componente principal del enfoque holístico (➜ Leer más: Materiales sostenibles: reciclaje y reutilización): la cubierta del panel de instrumentos y los paneles de las puertas están confeccionados con fibras naturales. El 80 % de todas las zonas en el campo de visión de los ocupantes delanteros está compuesto de materias primas recicladas o renovables. BMW i también adopta esta actitud en relación con los recursos: por ejemplo, los motores eléctricos desde 2021 ya no contienen tierras raras y empleamos un 66 % menos de cobalto en las baterías de alta tensión que antes para ajustarnos a las exigencias sociales y medioambientales.

Al principio, el BMW i3 se distribuía con un extensor de autonomía opcional: un motor de gasolina adicional que permitía al vehículo recorrer más kilómetros. Con el progreso tecnológico de las baterías (➜ Leer más: El ciclo de vida de la batería del coche eléctrico), esta variante no tardó en quedarse obsoleta. Esto también contribuyó a acercar al BMW i a su objetivo de movilidad libre de emisiones.

El BMW i3 se puede considerar revolucionario aún en la actualidad. Para la gama BMW i, el modelo es tan significativo como lo fue la Serie 02 en los años 60 para BMW (➜ Leer más: BMW 2002: en busca del coche clásico perfecto). Es todo un hito. El hecho de que el BMW i3 siga produciéndose hoy es un espaldarazo al concepto del vehículo y a la dirección que emprendieron en aquel entonces los desarrolladores de BMW. No es casualidad que el BMW i3 sea uno de los coches eléctricos premium más vendidos de Europa.

TÉCNICA ELECTRÓNICA MARIDADA CON DEPORTIVIDAD

Al BMW i3 lo siguió el BMW i8 coupé en 2014, y el modelo roadster a partir de 2018. El BMW i8 se basó en el estudio de concepto BMW Vision EfficientDynamics y, con su sistema híbrido enchufable (➜ Leer más: Doce avances técnicos extraordinarios del motor de BMW), logró combinar el rendimiento de un coche deportivo con el consumo y el nivel de emisiones de un vehículo pequeño. La potencia del sistema de 275 kW (374 CV) y la velocidad de hasta 120 km/h en modo eléctrico (➜ Leer más: Los mejores consejos para coches eléctricos) son proezas que solo consigue el deportivo de BMW i.

BMW i encarna un automovilismo visionario, un diseño inspirador y un énfasis constante en la sostenibilidad.
Ian Robertson

Responsable de marketing y distribución del BMW Group en 2011

VEHÍCULOS EN SERIE DE BMW i

-

© BMW
1 / 5
BMW i3
© BMW
2 / 5
BMW i8
© BMW
3 / 5
BMW iX3
© BMW
4 / 5
BMW iX
© BMW
5 / 5
BMW i4

El BMW i8, de forma similar al BMW i3, también empleaba materiales de alta tecnología como la fibra de carbono y el aluminio. BMW i también introdujo las luces láser en este modelo eléctrico deportivo. No había ningún ámbito en el que el BMW i8 no fuera un adelantado a su tiempo. Y por eso ahora, cuando su producción se ha detenido, se ha convertido en todo un clásico del futuro (➜ Leer más: BMW i8: pionero, icono y clásico del futuro).

BMW i: ALGO MÁS QUE ELÉCTRICOS

Además de los vehículos en serie y de los modelos para carreras, BMW i no ha dejado de aportar diseños conceptuales y coches visionarios que suponen un vistazo al futuro a corto y medio plazo. Entre ellos está el BMW i Hydrogen Next de 2019, un SUV basado en el BMW X5 con una pila de combustible (➜ Leer más: Coches de hidrógeno: todo lo que debes saber) y un motor eléctrico. Se espera que en 2022 se fabriquen pequeñas series de vehículos con pila de hidrógeno de la gama BMW i para que los clientes los prueben.

HACIA EL FUTURO A TODA POTENCIA

Con el BMW iX3 (➜ Leer más: Making of del traje aéreo eléctrico), que ya recorre las carreteras, se va un paso más allá. Desde el nacimiento de BMW i hace diez años, la infraestructura de carga de coches eléctricos (➜ Leer más: Todo sobre la recarga del coche eléctrico) ha experimentado un rápido desarrollo. En todas partes están apareciendo puntos de carga públicos y se están instalando estaciones de recarga rápida en las principales autopistas. BMW Charging ofrece a sus clientes todos los servicios necesarios para la carga de vehículos eléctricos en un solo paquete. Además, cada vez se están instalando más dispositivos Wallbox en residencias privadas. Estas condiciones son ideales para el éxito de modelos eléctricos futuros como el BMW i4 deportivo, que cautiva con su emotivo diseño. También está el BMW iX, el buque insignia de las tecnologías futuras en BMW i: por primera vez, se combinan un interior revolucionario y conectividad de alto rendimiento (5G) con un sistema de propulsión eléctrica altamente desarrollado.

Emisiones CO2 0 g/km (combinado)
Consumo 0 l/100 km (combinado)
Consumo de energía 17,8-17,5 kWh/100 km (combinado)

¿Qué es BMW i?

BMW i es una marca del BMW Group lanzada en febrero de 2011. La marca BMW i comprende los vehículos totalmente eléctricos (y anteriormente también los semieléctricos) de BMW. El primer modelo de esta submarca fue el BMW i3 y la gama no deja de crecer.

Fotos: BMW; Autor: Nils Arnold