Reconversión energética: BMW iX3 en Lausitzer Seenland

5 min de lectura
El paisajismo visionario se une a la movilidad del futuro en Lausitzer Seenland, una explotación de lignito convertida en experiencia sostenible. Denny Wahle, director de proyectos de BMW iX3, lo visita en el primer BMW totalmente eléctrico.

7 de enero de 2021

Activar notificaciones push

Movilidad cargada de innovación, tendencias de futuro que emocionan y velocidades de infarto: Suscríbase a las notificaciones de nuevo contenido ahora.

Suscripción exitosa.

Suscripción fallida.

Si necesita ayuda, siga el enlace de soporte.

Son las 9 de la mañana, y el sol sobre la zona de Lausitzer Seenland (lagos de Lusacia, en español) apenas se distingue a través de la bruma. Denny Wahle ya ha llegado al canal de Koschen. Esta vía navegable conecta el lago de Senftenberg con el de Geierswald, cruza una carretera nacional y la canalización de un río. Wahle aparca el BMW iX3, se sienta en las enormes escaleras de piedra junto al agua y se deja hechizar por el entorno. La minería y la extracción de carbón dieron forma al paisaje de Lausitzer Seenland durante 150 años. En lugar del aspecto cuasilunar que tenía el paraje antaño, ahora lo pueblan más de 20 lagos artificiales, algunos de ellos planteados como reservas naturales y otros como destinos turísticos. Ahora el público puede disfrutar de las reliquias de la vieja industria energética, junto con nuevos hitos arquitectónicos y emocionantes hoteles (hay incluso dos faros, y en el del lago de Geierswald se puede pasar la noche), por lo que está claro que el entorno ha cambiado para siempre. El paraje de Lausitzer Seenland es la encarnación de un planteamiento visionario, de la recuperación de la naturaleza (o «renaturation») y del paso de las viejas energías a las nuevas. El director de proyecto del sistema de propulsión totalmente eléctrico del BMW iX3 ha quedado aquí con Kathrin Winkler, directora gerente del patronato turístico Lausitzer Seenland e.V., para hacer una visita guiada.

Cambio de paisaje, cambio de mentalidad

«Lo que ahora es realidad parecía un atrevido sueño hace solo unas décadas. Estamos solo al principio de nuestro concepto de futuro: a cada hora, vamos avanzando y acumulando experiencia», afirma Kathrin Winkler. «De minero a prestador de servicios, de la minería al turismo sostenible, estamos no solo ante un cambio de paisaje, sino también ante una revolución en la mentalidad de la gente».

Para Denny Wahle este también es un lugar con una historia especial y el destino perfecto para una excursión con el BMW iX3 desde Múnich a Lusacia. «Para mí, el Lausitzer Seenland simboliza el paso de la minería de carbón a las nuevas tecnologías energéticas y los conceptos de la sostenibilidad medioambiental. Crecí en esta zona, y es muy emocionante ver cómo las ideas de cambio no solo afectan a la naturaleza, sino que también ofrecen un futuro a la población. Interpretar de forma eficiente esta nueva forma de pensar y los requisitos de movilidad modernos asociados para ajustarlos a las necesidades individuales y desarrollar un sistema de propulsión eléctrico adecuado me ha supuesto un desafío enorme y muy estimulante. Quería dar con un sistema totalmente eléctrico que sea eficiente, que transmitiese calma y superioridad y a la vez ofreciese esa sensación típica de BMW pero sin emisiones de CO2, y eso me ha motivado mucho. Me llena de orgullo haber venido con este nuevo coche a mi patria chica, que ahora también representa ese espíritu de cambio».

Emisiones CO2 0 g/km (combinado)
Consumo 0 l/100 km (combinado)
Consumo de energía 17,8-17,5 kWh/100 km (combinado)

Conservar la historia y escribir nuevas páginas

De camino a la siguiente parada del camino, el puerto de Großräschen, Kathrin Winkler ofrece algo de información a Denny Wahle sobre el proyecto de Lausitzer Seenland: «Esta región ha estado dominada por la minería de carbón durante siglos, casi no queda un grano de arena al que no hayan dado la vuelta para buscar debajo. El paisaje no ha dejado de cambiar. Y es cierto que la zona no existiría de no ser por el lignito, y por eso queremos conservar la historia de la región y dejarla patente en cada una de las ubicaciones. No solo queremos rediseñarla, también preservar su identidad. Al igual que al diseñar un vehículo, en nuestros proyectos en torno a los lagos y su ecosistema, la estética es una firme prioridad: cuando diseñamos los puertos, los hoteles o las atracciones turísticas, damos mucha importancia a la innovación y la especialización arquitectónicas». La directora gerente del patronato turístico Lausitzer Seenland e.V. colabora con su equipo para transmitir un mensaje ecologista y fomentar una concienciación temprana sobre lo que ocurre en la zona mediante sesiones periódicas con grupos escolares de dentro y fuera de la región.

La tecnología de las celdas de batería se encuentra con 11 000 toneladas de acero

Continuamos recorriendo Lausitzer Seenland en el BMW iX3. En la siguiente parada en la que se detiene Denny Wahle estuvo una vez una de las máquinas móviles más grandes del planeta. El impresionante puente transportador de F60 se construyó en este lugar desde 1989 hasta 1991 y se mantuvo en funcionamiento hasta junio de 1992. La longitud total de la estructura de acero que se alza sobre sus cabezas es de 502 metros, por lo que supera la altura de la Torre Eiffel en 182 metros. Una anchura de 204 metros y una altura de casi 80 completan la lista de sus gigantescas dimensiones. Hoy, sus 11 000 toneladas de acero aún se pueden reutilizar mediante procesos de recuperación y conversión de piezas y componentes. En una comparación llena de contrastes, podemos afirmar que tanto la industria como el sector del automóvil se encuentran en momentos clave de su desarrollo.

«El nuevo BMW iX3 es la punta de lanza de la quinta generación de modelos con la tecnología BMW eDrive. El vehículo ofrece ventajas significativas en los ámbitos de potencia, autonomía, peso, espacio necesario para su construcción o flexibilidad, por lo que podemos decir que es todo un pionero», explica Denny Wahle. «Llevar este concepto de futuro para los sistemas de propulsión a la carretera me ha supuesto tanto un desafío como un incentivo, crear algo en equipo que no existía hasta ahora».

¿Y qué es lo que hace que este modelo totalmente eléctrico le resulte tan fascinante? «La primera vez que me senté en el coche, sentí una calma increíble, seguida por la estimulante sensación de aceleración. La propulsión y la potencia se hacen patentes, y con una eficiencia notable. No queríamos integrar sistemas de almacenamiento de energía de alta tensión cada vez más grandes y pesados, sino conseguir que la energía disponible fuese tuviese una aplicación práctica aún mayor». A estos efectos, y al igual que en la naturaleza, lo importante es contar con un buen proceso cíclico. Por eso a Wahle le enorgullece que BMW haya conseguido consolidar una producción de una batería de coche eléctrico conforme a los principios de sostenibilidad y basada en productos ecológicos. Para esta batería BMW ya no hace falta emplear tierras raras en la producción del motor eléctrico del coche, e incluso se puede reducir en dos tercios el uso de cobalto por kilovatio hora.

«La vida de una celda de batería de coche comprende cuatro fases: tras su desarrollo y su uso en el vehículo BMW, los módulos de batería eléctrica tienen una segunda vida como dispositivos estáticos de almacenamiento de energía. El ciclo del material se cierra con el reciclaje de las baterías de coche y la amplia reutilización de las materias primas. Y lo bueno es que el BMW iX3 no solo tiene una huella ecológica sostenible, sino que también ofrece una reinterpretación del placer de conducir, un comportamiento de conducción increíble y una autonomía de 460 km, según las especificaciones de la prueba WLTP. En resumen: el vehículo perfecto para afrontar la transición energética de la movilidad».

© Zweckverband Lausitzer Seenland Brandenburg/Foto Scheack

Lausitzer Seenland: un campo de pruebas para el futuro de la energía

Kathrin Winkler afirma sin dudarlo que la movilidad eléctrica también es un componente importante de Lausitzer Seenland, mientras Denny Wahle conduce el BMW iX3 hasta el siguiente embarcadero. «Esta zona es un campo de pruebas para los sistemas energéticos del futuro, similar a los centros de investigación de BMW. Lausitzer Seenland es mucho más que un paisaje acuático, es un destino turístico en el que se pueden experimentar y estudiar tanto la explotación minera a cielo abierto, los cambios en el paisaje y los usos intermedios del terreno como las nuevas formas de energía. Por ejemplo, contamos con un catamarán solar o con la vivienda Autartec del Fraunhofer Institut, que tienes justo ante tus ojos». Este edificio autosuficiente se encuentra frente a la orilla norte del lago Bergheid y es una prueba piloto de cómo se podría vivir directamente sobre el lago: el sol le proporciona electricidad, las paredes almacenan calor y cuenta con una pequeña planta depuradora que limpia el agua. Se estudia de forma generalizada cómo podemos convivir con el espacio y las condiciones de las que disponemos de la forma más consciente y sostenible posible.

Denny Wahle se acerca al lago. Camina hacia un muelle cercano en el que hay unos cuantos botes amarrados, coge una piedra del suelo y la arroja contra el agua, con un movimiento dinámico. «Siempre me ha encantado hacer esto».

1 / 6
2 / 6
3 / 6
4 / 6
5 / 6
6 / 6

La movilidad eléctrica, por la vía rápida

El destino final de la ruta por Lausitzer Seenland ya se divisa desde lejos. El «Rostiger Nagel» (clavo oxidado, en alemán) es una atalaya de acero Corten que se alza junto al lago Sedlitz. La estructura mide unos 30 metros, y su pátina oxidada recuerda la historia industrial de la zona y el equipamiento para la extracción del acero. «Es un contraste chulo con los detalles azules del BMW i», afirma Denny Wahle, pasando la mano sobre los faldones laterales del BMW iX3. Kathrin Winkler comenta que la plataforma es un destino muy popular entre aficionados al deporte que se retan entre sí a subir las escaleras lo más rápido posible. Winkler explica que, además de en casas flotantes y energía solar, también trabajan en proyectos de investigación, como la integración de un servicio de transporte con vehículos eléctricos o autobuses de hidrógeno en la zona. Al oeste del lago Sedlitz y del «Rostiger Nagel», en el triángulo que forman el lago Senftenberg y la mina-museo F60 en el lago Bergheid, la idea de la movilidad eléctrica avanza por la vía rápida. En las instalaciones del autódromo de Eurospeedway Lausitzring se ha creado el DEKRA Technology Center para la investigación y el desarrollo. En su laboratorio de gases de escape y autonomía se llevan a cabo pruebas revolucionarias sobre todos los aspectos de la movilidad eléctrica y la conducción autónoma: el reciclaje de baterías, el motor del coche eléctrico, etc. Kathrin Winkler confirma que «estamos ante el momento ideal para el cambio. El cambio para la región, el cambio para el entorno y el cambio de mentalidad». Denny Wahle está totalmente de acuerdo. Para él, el BMW iX3 ya pone en contacto el presente con el futuro. «Es un viaje emocionante. Y con este BMW totalmente eléctrico, el objetivo es el propio viaje».

Fotos: Jan van Endert; Autor: Markus Löblein

THE iX3

Saber más